El pueblo de Oxchuc sigue el camino hacia un gobierno autónomo; piden a AMLO definir agenda indígena

Durante el Segundo Encuentro Nacional por la Libre Determinación de los Pueblos Indígenas de México se hizo un llamado al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para que defina una estrategia de estado que gire en torno a sus derechos colectivos, así como el despliegue de una política que busque la defensa de los recursos naturales en territorio indígena. El encuentro que se llevó a cabo el pasado 28 de julio en Oxchuc, Chiapas, municipio que desde el 2016 lucha por su autonomía y la elección de sus representantes a través de usos y costumbres, tuvo como asistentes representantes de pueblos de distintas regiones como Oaxaca, Cherán (Michoacán), Ayutla de los libres (Guerrero).

Ante la participación de María Luisa Albores, próxima titular de la Secretaría de Bienestar, Jesús Ramírez Cuevas, futuro vocero de López Obrador, y Adolfo Regino Montes, próximo responsable de la oficina de pueblos indígenas de México, se señaló el rechazo al modelo neoliberal que se expande a costa de los derechos de las comunidades ante la constante amenaza que representan las petroleras, mineras y empresas extractivistas.

El presidente de la Comisión permanente por la Paz y la Justicia de Oxchuc, Juan Encinos, aseguró que en el encuentro se reunieron personas de otros municipios del estado de Chiapas como Chilón u Ocosingo, “independientemente de los de Cherán y Guerrero, parece que vienen seis o siete estados de la república. Queremos que los compañeros conozcan cuál es la idea, qué es lo que queremos. Lo que queremos es bien para nuestro municipio; que digan nuestros hijos después que hicimos algo bueno, no que nos digan que no hicimos nada”.

Es importante señalar que uno de los objetivos de este encuentro, el cual tuvo su primera edición el 21 de octubre de 2017 en la Casa comunal de San Francisco Cherán en Michoacán, fue crear la estrategia para alcanzar el reconocimiento constitucional, a los gobierno autónomos, la diversidad cultural e identitaria, así como la protección de los recursos naturales, la defensa de la tierra en territorio indígena y sobre todo las elecciones mediante usos y costumbres.

El pasado 1 de julio, en Oxchuc no se realizaron elecciones para miembros de ayuntamiento, pero sí para diputaciones locales, gobernador, diputaciones federales, senadores y presidente de la república. Anteriormente se llevaba a cabo la elección a través de usos y costumbres. Sin embargo, desde 1994, las elecciones son a través del sistema de partidos políticos.  Juan Encinos dijo que cuando él fue electo como presidente municipal en 1986, “todo fue tranquilidad y la gente salía a votar. Se convocaba a la gente, se paraban 5 o 6 candidatos en el kiosko y ya la gente votaba por quien es la persona idónea para este cargo en la presidencia municipal. Para nosotros es de mucha importancia porque solamente así hay paz y tranquilidad en el pueblo”.

Acerca de los rumores que corren en la comunidad sobre los programas de apoyo federales y estatales y la entrada de recursos públicos, Juan Encinos asegura que no se acabarán “porque no es como la organización como el EZLN, simplemente queremos que las autoridades sean elegidas a través de usos y costumbres, pero nosotros no estamos en contra del gobierno, al contrario, si el pueblo se organiza bien, yo creo que va a haber más recursos”.

En busca de la libre determinación

Desde las elecciones del 2015 en Chiapas, los habitantes del municipio de Oxchuc han visibilizado el conflicto electoral con más intensidad. En las elecciones de ese año, la presidencia municipal la ganó María Gloria Sánchez Gómez (PVEM), quien es esposa de Norberto López Sántiz, ex alcalde de Oxchuc (2002 a 2004 y 2012 a 2015). Cabe destacar que López Sántiz fue encarcelado dos años en el 2005 por actos de corrupción.

Ante la negativa de la mayoría de la comunidad por Sánchez Gómez y la intervención en enero de 2016 de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, integrantes de la Comisión Permanente del Pueblo de Oxchuc y autoridades estatales acordaron el establecimiento de la paz social en el municipio, el 21 de ese mes, líderes de 87 comunidades de Oxchuc acordaron no desistir de la protesta hasta que la alcaldesa electa renunciara. Gracias a la realización de un plebiscito para designar a alguien para el puesto, Óscar Gómez López fue nombrado alcalde sustituto el 11 de marzo. Para el 31 de agosto, el TEPJF ordenó restituir en su cargo a Sánchez Gómez.

En enero de 2017, más de 28 mil de los 42 mil pobladores de Oxchuc, encabezados por autoridades comunitarias y tradicionales, firmaron la petición para solicitar al IPEC que las próximas elecciones municipales se realicen mediante el sistema de usos y costumbres.

El 28 de junio del 2017 el Tribunal Electoral del Estado de Chiapas (TEECH) emitió la sentencia TEECH/JDC/019/2017 a favor de la Comisión Permanente por la Paz y la Justicia en Oxchuc, en el que ordena al Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) ejecutar diversas acciones para determinar la viabilidad de la implementación de los usos y costumbres en este municipio y que puedan elegir a sus representantes dentro del Ayuntamiento municipal, sin participación de partidos políticos.

Esta sentencia pide al Instituto de Elecciones y Participaciones Ciudadana de Chiapas realizar diversas acciones para lograr su cumplimiento: la realización de un estudio antropológico –a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)– para la elección de sus autoridades con base en el sistema de usos y costumbres; un estudio de las condiciones socioeconómicas; y la documentación de la estabilidad social de municipio. De acuerdo con el IEPC, durante las próximas semanas se conocerá el dictamen que lleva a cabo el INAH para la consulta –pensada para el mes de octubre de 2018– en la cual sus habitantes decidirán sobre la elección por usos y costumbres o por el sistema de partidos políticos.

La consejera del IEPC, Sofía Margarita Sánchez Domínguez aseguró que el instituto está obligado a efectuar lo ordenado por el TEECH y

realizar la consulta dentro del municipio. Sin embargo, los miembros de la Comisión Permanente por la Paz y la Justicia deben garantizar el derecho de todos y todas de participar en las asambleas y no discriminar por sexo, género ni postura política, religiosa o ideológica: “para todo esto es importante el dictamen antropológico que está elaborando el INAH, porque nuestra expectativa es que sea una especie de radiografía de cómo son los usos y costumbres en el municipio”.

Las labores que ha realizado el INAH consistieron en varias vistas a Oxchuc: la cabecera y algunas localidades. Sánchez Domínguez mencionó que la Comisión de Paz y Justicia no estuvo de acuerdo con algunas de las visitas a las comunidades que no comulgan con el movimiento y que tampoco aceptan que se realice la consulta:

“Lo que estamos haciendo ahorita es ver información del Inegi, al Registro General de Electores del INE, porque lo que estamos pidiendo es que la forma en la que hagamos al consulta tendrá que ser directamente con todas las comunidades. Y ahí son 116 comunidades, hay algunas que están ya con la  Comisión Permanente por la Paz y la Justicia pero hay otras que son del grupo de la ex presidenta (María Gloria Sánchez)”, declaró Sofía Sánchez.

Hay distintas características para hablar de un sistema de elección basado en usos y costumbres. En Oxchuc, la característica más visible es la elección en asamblea comunitaria o municipal, a través de una votación a mano alzada o consenso. Héctor Ortíz, uno de los etnólogos encargados del dictamen antropológico en Oxchuc explicó que este nuevo auge en el estado de Chiapas para buscar formas de gobierno propio tiene que ver con la crisis del sistema vigente desde 1994, cuando se abandona en Oxchuc el sistema de elecciones por asamblea por mano alzada y se acepta el sistema de votación por urna.

“En todos los casos tiene que ver con el abandono del Partido Revolucionario Institucional como partido dominante en Chiapas y su sustitución por el Partido Verde, que también genera una crisis al interior de las comunidades que tienen que repensar su relación con el Estado o el sistema político imperante en el estado y deciden regresar a un sistema de usos y costumbres.  En realidad, están planteándose una nueva forma de definir usos y costumbres y no una forma tradicional”, agregó Ortíz

Por otro lado, Héctor Ortiz especificó que el conflicto no sólo es de quién gobierne, sino la gobernanza dentro del municipio y la relación que habrá con el gobierno estatal y federal. “El problema de la gobernanza es que cómo se van a tomar las decisiones sobre el recurso público que llegue al municipio. Es decir, hay un montón de elementos que en algunos casos tienen respuesta en la tradición, mientras que otros tendrán que ser resueltos con nuevos acuerdos”.

Te invitamos a escuchar la cápsula informativa:

Oxchuk Libre Determinacion

 

Con información de Raymundo López López reportó Sofía Huerta/Boca de Polen

Fotografía: Tragameluz

También te podría gustar...