Jornaleros: la revuelta en el sótano social de México

♦ Queremos respuestas y no propuestas: Fidel Sánchez líder del movimiento de jornaleros en el Valle de San Quintín

♦ Rogelio Méndez del FIOB: se debe terminar con líderes sindicales corruptos y a moches de empresarios agrícolas

♦ Gaspar Rivera-Salgado de la UCLA explora las posibilidades de una solidaridad internacional

Escucha el reporte

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Descarga
sq 4

Décadas de esclavitud han vivido las y los jornaleros del Valle de San Quintín, miles de kilómetros ha recorrido para encontrar el único trabajo donde exista la posibilidad de llevar consigo a toda su familia a pesar de que su trabajo sea a destajo y lo que pisca es sumamente mal pagado. Salta a nuestra vista el levantamiento de la madrugada del 17 de marzo, por dos razones: la primera, por la manera en que se da el movimiento y la violencia que sucedió en su momento; y la segunda es la reacción de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) que preventivamente adelantó que en Comondú, municipio del estado de Baja California Sur se vive una situación similar. Días después sale también la STPS a informar sobre el “rescate” de 48 personas más en condiciones de esclavitud en el estado de Colima.

En particular Fidel Sánchez líder del movimiento de jornaleros en el Valle de San Quintín, ha dicho que “es probable que se avance algo en la mesa de diálogo que de retomará el día miércoles y que se dio el tiempo necesario a la parte patronal para que llegue con respuesta y no propuestas”, señaló con reservas.

Por otro lado, Rogelio Méndez del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) quienes están apuntando hacia otra de las resoluciones para las y los jornaleros, de esta manera Méndez dijo que la respuesta inmediata del Gobierno frente a la problemática fue enviando a elementos policiacos como militares, estatal y federal. Aseguró que el Valle de San Quintín está tomado por todas las fuerzas armadas, “no es la manera de resolver un problema de acceso a los derechos constitucionales”. Agregó Méndez que las malas condiciones laborales y de esclavitud de las y los jornaleros es histórica “los compañeros de alianza son los que convocaron a los bloqueos y el paro laboral”, cansados de la explotación a la que son sometidos. Cabe mencionar que dicha situación no es exclusiva de San Quintín, una isla de agricultura moderna en tecnología, pero nada moderna en el buen trato para con los trabajadores ni modernos para los salarios.

sq 3

De la voz de un migrante indígena, Gaspar Rivera Salgado también promotor de un Centro Laboral en los Ángeles California expresó que la situación de las y los jornaleros agrícolas se veía venir y no sólo eso sino que “algunas veces es preferible no ver ni escuchar”. Rivera, abundó en que “hacía falta una explosión social para que medios de comunicación nacionales e internacionales para echar la luz en esta situación”.

El promotor Rivera Salgado, describió que en estos momentos la movilización de los jornaleros se da en un momento crucial, pues es temporada de mayor producción agrícola para el mercado norteamericano donde San Quintín se ha convertido en una zona estratégica de exportación para suplir al mercado de fresas, moras, chile y jitomate. En estos momentos “grandes tiendas como COSCO o Wal-Mart dependen de la importación de estas frutas y vegetales”. Explicó Gaspara Rivera que dentro de todas las vulnerabilidades de los trabajadores, el punto estratégico de la huelga se recargó en un momento que más afectaría a las compañías, “más allá de bloquear una carretera desquició todo un proceso productivo de exportación”.

Los sindicatos y los jornaleros

La Asociación Municipal, Estatal y Federal por la justicia social conformada al calor de la lucha entre los indígenas trabajadores de San Quintín, un fermento de la organización social que está apuntando a uno de los problemas más importantes de los engranes estratégicos para que la maquinaria de explotación y de abastecimiento de alimentos mundiales funcionara, se trata de los sindicatos blancos en manos de la CROC y otras centrales priistas que nada tenían que ver con la defensas de los trabajadores.

A decir de Rogelio Méndez del FIOB, ha habido líderes corruptos y que ha callado lo que sucede, pasó con sindicatos de la CTM, de la CROM y de la CROC, comentó Méndez, que a dichos sindicatos no les interesa resolver por que “viven de lo que cobran al trabajador y los moches que reciben de los empresarios agrícolas”, sostuvo.

En este contexto, manifestó Gaspar Rivera Salgado que en defensa (empresarios agrícolas) se ha dicho que las y los jornaleros estaban cubiertos bajo contratos con sindicatos blancos. Una de las demandas por parte de trabajadores agrícolas que también ha trascendido por décadas, es la libertad de sindical. Expuso Gaspar, es un imaginario que puede suceder no a corto plazo y que también representaría “el peligro de que lo sucedido en San Quintín, prenda la mecha en otro lugares de México”.

La resolución de mejores condiciones laborales y salariales, redundó Gaspar no se resolverá de manera exprés, sino que “hasta que se dé la habilidad de negociación colectiva independiente con los dueños”, se notarán las mejores. Definió el migrante indígena, que aunque no haya referentes positivos de una vida sindical independiente, es la piedra angular que proveerá de respuestas a largo plazo.

sq 2

San Quintín, paraíso para empresas extranjeras

San Quintín un paraíso para empresas extranjeras e infierno para algunos de sus trabajadores que contratan, es la porción más rica de agricultura en México. Para el investigador de la Universidad de California, en Los Ángeles Gaspar Rivera, San Quintín exporta para un mercado globalizado y también es una parte central de producción para suplir al mercado norteamericano todo el año.

“San Quintín representa mano de obra barata, terreno y agua están subsidiados y se garantiza, hasta antes del estallido social, una mano de obra bastante dócil, plataforma que ha permanecido así pro más de 25 años”, dijo Salgado.

Solidaridad Internacional

Un elemento que puede se definitorio para el conflicto laboral, en opinión de Rogelio Méndez del FIOB es la solidaridad y unión de organizaciones hermanas pro migrantes que residen en Estados Unidos. Un ejemplo de ello son las “cartas dirigidas enviadas al gobierno federal para que se resuelva de manera pacífica y pronta la situación de los trabajadores agrícolas”. Estas cartas han sido enviadas desde la Unidad de los Trabajadores Agrícolas de César Chávez quién fundó esta organización desde 1964, donde agrupó a los jornaleros emigrantes, en su mayoría de origen hispano, para luchar por la mejora de sus condiciones laborales.

El llamado al Boicot

La estrategia que proponen organizaciones como la Unión de Trabajadores Campesinos (UFW, por sus siglas en inglés), es poner presión a terceros, es decir, exhortar a las tiendas de autoservicio que son los principales clientes de estos productos agrícolas a que tomen una responsabilidad social. “La UFW, está en la posición de liderar un boicot contra tiendas como COSCO, de no mejorarse las condiciones de vida y de trabajo, de no reconocer la libertad sindical en caso de que suceda, presionarán para que dichas cadenas, dejen de comprar productos en condiciones de esclavitud”, aseguró Gaspar Rivera.

sq 1

El trasfondo de la revuelta de los jornaleros en México

Para Gaspar Salgado, lo ocurrido en San Quintín es una crítica real al modelo económico de México, basado en el Tratado Norteamericano de Libre Comercio (NAFTA) para que se invierta en México porque hay mano de obra barata, ese modelo no ha beneficio a trabajadores nacionales”, advirtió en investigador de la UCLA.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *