Podría mantenerse la suspensión de siembra de maíz transgénico en México

1239786363_0

•  La siembra de maíz transgénico opera sin autorización legal. 

• La Semarnat ocultó informe a tribunales.

Escucha el reporte

La impugnación que Monsanto y otras corporaciones presentaron en contra de la suspensión de siembra de maíz transgénico –vigente desde septiembre de 2013– se resolverá el próximo jueves 26 de enero. El Primer Tribunal Colegiado en materia Civil del Primer Circuito con sede en la Ciudad de México podría ordenar que se mantenga la suspensión durante todo el juicio que promovió la colectividad demandante integrada por científicos, campesinos y consumidores, o bien resolver a favor de las transnacionales y permitir la siembra.

De acuerdo un comunicado de prensa, la colectividad anteriormente mencionada informó que durante tres años y medio se ha librado una batalla legal en 17 tribunales federales. Mediante 26 juicios de amparo presentados por las empresas Syngenta Agro, Dow Agrosciences de México, PHI México (Pioneer-Dupont), Monsanto Comercial, Semillas y Agroproductos Monsanto, han buscado que se permita la siembra de maíz transgénico. Veintidós de estos juicios han resultado favorables a la colectividad demandante restantes cuatro se resolverán el próximo jueves.

Cabe mencionar que el gobierno federal, a través de la Sagarpa y la Semarnat, ha impulsado más de una decena de apelaciones contra la resolución judicial y la medida precautoria, entre las que destacan: dos amparos iniciados por la Sagarpa y un recurso de disconformidad de la Semarnat. Además de eso, las dependencias han presentado dos apelaciones, dos quejas, una revocación y dos impugnaciones contra la demanda.

Asimismo, informaron que la razón principal por la que se mantiene la suspensión de siembra de maíz transgénico en todo el país es que ha quedado demostrado que estos organismos modificados genéticamente han sido liberados sin autorización legal, lo que pone de manifiesto la existencia de un peligro inminente. 

Por su parte, la industria agroalimetaria trasnacional argumenta que los tribunales no están facultados para suspender los permisos de siembra de maíz transgénico y que la demanda colectiva ciudadana es improcedente, sin embargo la colectividad demandante responde que ambas cuestiones ya son cosa juzgada, porque 17 tribunales federales en 22 juicios de amparo ya admitieron que debe llevarse a cabo el juicio colectivo y ordenaron que sí pueden suspender la siembra de transgénicos, por lo que en estos restantes 4 amparos por resolverse, únicamente decidirán si la prohibición se mantiene hasta el final del juicio.

“Las trasnacionales también solicitan que no sea considerado un documento del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático que demuestra presencia ilícita de maíz transgénico; a pesar de que tardaron un año en impugnarlo y de que solo combaten las muestras que resultaron negativas, puesto que no presentaron argumentos en contra de los 89 casos de presencia de maíz transgénico comprobados, denuncia la colectividad”.

La Semarnat ocultó a los tribunales tal estudio, a pesar de que su consejo consultivo se lo dio a conocer con antelación. En ese sentido, las organizaciones que representan a productores, indígenas, apicultores y ambientalistas, aseguran que “el gobierno y la industria no quieren debatir científicamente en los tribunales, de esta forma, el gobierno y las cinco transnacionales tratan de evitar a toda costa el debate científico en tribunales”.

“La industria ya reconoció que hay dispersión de polen entre regiones del país, y que existe intercambio campesino de semillas, mientras que el gobierno reconoció, a su vez, que los transgénicos no producen más, que no hay evaluaciones sanitarias de las siembras de transgénicos, y que la investigación científica no fue afectada por la suspensión judicial, sino por la regulación establecida en la Ley de Bioseguridad de OGM. Sabemos que la industria lo que ha pedido constantemente es la desregulación total”.

Algunas de las organizaciones que forman parte de esta acción colectiva son la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productos del Campo; la Fundación Semillas de Vida, AC; Fomento Cultural y Educativo, AC; Fronteras Comunes, AC; Alternativas y Procesos de Participación Social, AC, de Tehuacán Puebla; Tosepan Titataniske de Cuetzalan, Puebla; Grupo Vicente Guerrero, AC, de Tlaxcala; y la Asociación Rural de Interés Colectivo en Defensa del Maíz Nativo.

_

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *