¿Por qué fueron asesinados los líderes wixárika Miguel y Agustín Vázquez?

  • Viven grave inseguridad y violencia en los límites de Nayarit y Jalisco.
  • La lucha por la restitución de tierras lleva más de 30 años en la zona.
  • No descartan que los autores materiales del asesinato de líderes wixárika haya sido una célula criminal del narco.

Escucha el reporte

18619994_10154602769462895_6063525675355169498_nEl caso del asesinato de los líderes wixárika Miguel y Agustín Vázquez Torres está incrustado en un contexto relacionado con la lucha de la restitución de tierras, el crimen organizado y el narcotráfico, así como la negligencia de los aparatos del Estado. El compañero Arturo Espinoza del programa radiofónico Territorio que se transmite en la Radio de la Universidad de Guadalajara, nos   comparte un breve contexto y la situación por la que pasa el pueblo wixárika desde los años setenta.

El 20 de agosto de 2014, cerca de 500 indígenas de la comunidad huichol (wixárika) acudieron a las calles de la ciudad de Guadalajara como una forma de advertir al Estado mexicano de un conflicto social en la zona norponiente de Jalisco y los límites con el estado de Nayarit. Desde hace más de tres décadas se mantiene un conflicto con ganaderos de la comunidad de Huajimic (Nayarit), quienes invadieron cerca de 10 mil hectáreas de los wixárika. Por el momento, los wixárikas tienen 13 sentencias a favor, las cuales reconocen al menos 3 mil héctareas, sin embargo, el gobierno federal no había hecho nada para que estas sentencias se ejecuten hasta el año 2016. Por otro lado, Arturo nos explica que no se deja a un lado la probabilidad de que el asesinato de los líderes wixárika haya sido efectuado por el narcotráfico.

Las acciones que ha tomado la comunidad wixárika ha sido generar comunicados para exigir justicia, que se aclarescan los crímenes y se castiguen a los responsables.  En el mes de febrero, los habitantes de la comunidad de San Sebastián anunciaron la creación de grupos de autodefensa, sin embargo, su conformación sería únicamente un consejo de vigilancia, ya que no podrían estar armados. En ese sentido, Arturo Espinoza nos informa que se busca la articulación de asociaciones civiles y ongs para que el Estado mexicano atienda la urgente necesidad de desatención en materia de seguridad que se vive en esta región.

 

 

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *