Presenta Francisco López Bárcenas el libro ¡La tierra no se vende! la tierra y los territorios de los pueblos indígenas en México

En los últimos 15 años la defensa del territorio y los derechos de los pueblos se ha agudizado frente a una crisis del capitalismo que se ha dispuesto a ofertar inclusive los recursos naturales, así  lo dice Francisco López Bárcenas, abogado en derecho indígena a propósito de la presentación del Libro ¡La tierra no se vende!, la tierra y los territorios de los pueblos indígenas en México una publicación en co-edición de EDUCA, CLACSO y PRODESC.

“Este libro, describe el contexto en que viven los pueblos indígenas y su realidad social, ambiental y cultural. La idea es que con esos conocimientos los pueblos indígenas y sus acompañantes puedan organizar mejor su lucha”, fragmento de la presentación del libro ¡La tierra no se vende!

Un ejemplo claro de lo que se menciona en el libro nos sitúa en el estado de Chihuahua, en la sierra tarahumara, donde el poblado de Huitozache desde hace dos años es la única comunidad en México que tiene un título de territorio indígena. Los constitucionalista, aseguran que se está violando la propia Constitución, sin embargo, señala López Bárcenas que la Constitución ya ni siquiera es el documento fundamental que tenemos en materia de derechos humanos porque la misma dice que el derecho internacional tiene la misma jerarquía en materia de derechos humanos.

Otro caso emblemático mexicano, fue la primera consulta indígena que tuvo que ver con la construcción del parque eólico en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. A decir de Francisco López Bárcenas, vale la pena replantear el mecanismo de consulta indígena como se aplica en México: “… se pueden hacer interpretaciones novedosas, de hecho, James Anaya cuando era relator de pueblos indígenas de la ONU y vino a Juchitán invitado por el gobierno (mexicano), él lo dijo muy claro, el sí implica un no, eso ya es una interpretación jurídica, pero un resultado no puede quedar en esos extremos. El derecho permite, si uno hace interpretaciones más flexibles, decir sí flexibles; poniendo el ejemplo de Juchitán, que no hay que poner porque es un ejemplo de cómo no hacer una consulta, se pudo haber dicho un sí parcial”.

En este sentido, el abogado en derecho indígena, señaló que el Estado tiene la obligación de hacer las consultas pero hay que cuestionar de dónde proviene el financiamiento “las consultas tal como las ha planteado el gobierno mexicano y como las autoriza la SEMARNAT, de dejar en manos de las empresas la consulta, están sesgando desde el inicio ya que no van a invertir sus recursos para obtener un no como respuesta”. López Bárcenas citó a una asesora de mineras canadienses que durante una intervención en Perú aseguró que inclusive una empresa que recibe un no como respuesta a la consulta, está ganando porque no arriesga su capital.

Vía internet se puede descargar este documento a través de EDUCA Oaxaca (https://educaoaxaca.org/boletines/2528) próximamente se realizará la presentación en la Ciudad de México en donde se puede adquirir la versión impresa, lo recaudado será donado a la lucha del Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas (Codedi).

Comparte y descarga el siguiente reportaje

Francisco López Bárcenas

Reportó: Geraldina Lázaro/Boca de Polen

También te podría gustar...