Search
Thursday 26 November 2020
  • :
  • :

2014: “Año Internacional de la Agricultura Familiar, alimentar al mundo, cuidar el planeta”

♦ El bien comer, una cuestión de justicia: Julieta Ponce del COA

♦ La agricultura no es solo comercio: Dr. Sergio Barrales Domínguez, ex rector de la Universidad Autónoma de Chapingo

Escucha el reporte


Descarga

dia mundial de la alimentacion

Por Ana de la Cruz

El 16 de Octubre de cada año, por iniciativa de la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se celebra el Día Mundial de la Alimentación. Misma fecha en que se fundó la FAO en 1945, con la finalidad de concientizar al mundo sobre el hambre y la pobreza, en el marco del termino de la Segunda Guerra Mundial. Actualmente varios países, entre ellos México, se solidarizan en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza.

 

Desde 1989 se han adoptado causas o temáticas específicas con la finalidad de visibilizar las áreas más necesitadas de reformas y legislaciones sociales. En este sentido, el año 2014 fue declarado “Año Internacional de la Agricultura Familiar, alimentar al mundo, cuidar el planeta”, dedicado a la agricultura familiar y pequeños agricultores.

 

Estas formas de agricultura cobran relevancia pues son las ayudan en la obtención de seguridad alimentaria, mejora de la nutrición y medios de vida sustentable para la protección del ambiente. Según datos de la FAO, sus actividades constituyen el 56% de la producción agrícola, es decir poco más de la mitad de la población mundial se dedica total o parcialmente a la agricultura.

 

En el caso de México, es en las y los campesinos, así como en algunas comunidades indígenas, en quienes se centra la atención, pues gracias a su labor agrícola se sustenta la mayor parte del país mediante la siembra de hortalizas y granos siendo el maíz, el cultivo principal. 

 

Sin embargo el panorama en México es totalmente distinto, pues a pesar de los reducidos esfuerzos federales implementados a través de SEDESOL y el poco favorable programa “Cruzada contra el hambre”, no se está asegurando el derecho a la alimentación del sector campesino e indígena, ni la disminución de la malnutrición y el hambre en varios sectores de la población en el país.

 

Julieta Ponce, nutrióloga del Centro de Orientación Alimentaria (COA), comentó “Está bien el derecho a la alimentación, pero es necesario defender el bien comer como una cuestión de justicia, el estado mexicano está cayendo en omisión.”

 

En entrevista con el Dr. Sergio Barrales Domínguez, ex rector de la Universidad Autónoma de Chapingo, comentó sobre la importancia de rescatar la agricultura familiar como generadora de alimentos en vez de verla como mero negocio económico.

 

“Ver a la agricultura como una actividad completamente comercial nos llevaría como país, a perder cultura en torno a la agricultura familiar, conocimiento ancestral y campesino, recursos genéticos y la posibilidad de obtener alimento diverso”, comentó Barrales.

 

El conocimiento que generan universidades como Chapingo en conjunto con el conocimiento campesino es necesario. Técnicos y campesinos  son compatibles para fomentar y recuperar este tipo de agricultura sin embargo la visión neoliberal es lo que está lastimando al campo.

 

“La visión comercial de algunos técnicos así como las políticas públicas no favorecen esta agricultura. Nosotros tenemos que cambiar la visión desde las instituciones de educación y también que el gobierno federal entienda lo que significa la prioridad de desarrollar este tipo de agricultura en el país”, puntualizó Sergio Barrales.