Search
Friday 25 September 2020
  • :
  • :

30 sedes mexicanas recibieron la 11va edición del Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISOL 2015)

Escucha el reporte


Descarga
FLISoL-2015

Por Geraldina Lázaro

Como cada año se llevó a cabo el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre mejor conocido como FLISOL. Evento considerado el más grande a nivel Latinoamérica en su rubro y que busca llegar a todo público como estudiantes, académicos, empresarios, trabajadores, funcionarios públicos, entusiastas y personas que no poseen mucho conocimiento informático.

Esta iniciativa nació en Ecuador en el año 2005 con el objetivo de promover el uso del software libre, dando a conocer al público en general su filosofía, alcances, avances y desarrollo. Para esta 11va edición México lo recibió en por lo menos 30 sedes de 14 estados de la república.

Previo a entrar de lleno a la información es importante mencionar que a grandes rasgos, el  software libre  significa que los usuarios tienen la libertad de ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar y mejorar el software.

Han mencionado algunos expertos y desarrolladores que hay muchos mitos en torno al uso de software libre pues suele asociarse con la “piratería”, con lo “ilegal”  o por lo menos con la “inseguridad”. En contraste México ha registrado de manera importante un incremento en su uso, evidencia de ello es la 11 edición en la que participa.

Diversos son los retos para que la población adopte programas informáticos con licencia de uso libre. No obstante el sector gubernamental y educativo lo es aún en potencia. Como parte de la décima edición del FLISOL EN 2014 se dijo que grandes empresas en el mundo y organismos gubernamentales como la NASA y Google utilizan software libre, así como armadoras de automóviles, empresas de animación, como Pixar, y en México hasta Telmex, en sus bibliotecas digitales, y el Banco de México por las ventajas operativas que ofrece. Si se trata de precursores, Brasil es considerado el país con mayor registro tanto de desarrollo como empleo de software libre.

Aunque no contamos con un costo aproximado y actualizado de lo que gasta México en licencias de uso privado como Microsoft, tampoco se han mostrado destellos de  una voluntad política para dar un salto al movimiento del software libre.

Finalmente y para dibujar lo antes mencionado, la interacción entre nosotros los usuarios y el software libre ha estado más cerca de lo que imaginamos. El proyecto derivado de este movimiento y el que tal vez la mayoría de nosotros estemos familiarizados es el buscador/navegador Mozilla Firefox.