A casi 20 años de su última visita en México, comisionados de la CIDH notan un retroceso en materia de derechos humanos

  • Respaldaron el trabajo del GIEI
  • Recomendaciones para caso Apatzingán, fueron atendidas parcialmente
  • Se entrevistaron con victimas y familiares de  caso Tlatlaya, Apatzingán y Tanhuato

Escucha el reporte


Descarga

cidh in loco

Por Emilia Arredondo y Geraldina Lázaro

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una visita “in loco” a México durante la semana del 28 de septiembre al 2 de octubre de 2015.  La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) encargado de la promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano

En este marco, la CIDH tuvo reuniones en la Cd. De México y en diversos estados del país, uno de sus objetivos principales recibir información de víctimas y sus familiares, autoridades gubernamentales, sociedad civil, órganos autónomos, organismos internacionales, académicos y periodistas sobre la situación de derechos humanos que aqueja al país, haciendo énfasis en temas como ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y torturas, así como temas de inseguridad, injusticia e impunidad.

En conferencia de prensa el día 2 de octubre miembros de la secretaria ejecutiva de la CIDH emitieron sus primeras observaciones. Consideraron que la violencia en México ha tenido un escenario de retroceso  puesto que las agresiones en el entorno de periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos, y en general, más sectores afectados de la sociedad han sido víctimas de la impunidad.

James Cavallaro, primer vicepresidente de la CIDH destaco un caso en específico referente los sobrevivientes de Apatzingán, Michoacán en donde no se asumieron las medidas cautelares más propicias, por lo cual continúan en el ejercicio, en conjunto con el gobierno mexicano para implementar las medidas más benéficas en el cumplimiento de la defensa pues únicamente se ha cumplido parcialmente.

Uno de los comisionados presentes, Felipe González habló sobre la urgencia de una renovación por parte de las autoridades mexicanas para que lleven a cabo su labor en contra de las violaciones a derechos humanos de un modo viable.

El vicepresidente también puntualizó que se han detectado detenciones injustas por parte de las autoridades a personas que se han manifestado en defensa de sus territorios y costumbres, en general de la cultura mexicana.

Otro fenómeno de profunda preocupación son las ejecuciones extrajudiciales que consisten en la violencia de manera deliberada de una persona por parte de un servidor público que se apoya en el mando de un estado para justificar el crimen y la CIDH ha tenido acceso a diversas fuentes de informaciones, entre ellas testimonios y expedientes que no tienen una conclusión pues los hechos evidencian la existencia de ejecuciones extrajudiciales. Situaciones recientes han sido los hechos ocurridos en Tlatlaya, Apatzingán y Tanhuato.

Por otra parte, la CIDH quien respalda la labor del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independiente (GIEI) ha arrojado resultados progresivos. James Cavallaro manifestó que confían en el estado, esperando se valore y se haga frente a las situaciones de violación a los derechos humanos.

En dicha conferencia también estuvo presente sociedad civil que en voz de Omar Rábago Vital director del Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS) definió que más que una investigación se tuvo un acercamiento con víctimas y autoridades de gobierno lo que les da pauta a que se organicen elementos fundamentales.

Chiapas Expediente Nacional realizo una entrevista a una integrante de la Red de Madres en búsqueda de sus hijos y nos compartió su crudo testimonio argumentando a grandes rasgos el común denominador de varias historias como el de su hija desaparecida hace aproximadamente 4 años, sin recibir una respuesta decidió emprender sus propias investigaciones ante una autoridad omisa, o bien muy opaca.

La CIDH tuvo una primer visita en México en el año de 1996 y a casi 20 años ha existido una disimilitud pues se ha constatado que el escenario que se vive ha tenido un retroceso, lo cual es profundamente grave y ante esta situación la actuación de organismos internacionales deberían ser complementarios pues al estado le corresponde ahondar en los hechos y en este caso la CIDH es la que se ha encargado de realizar investigaciones serias, intensas y objetivas a fin de formular resoluciones pasadas, sin embargo se dejan en evidencia grandes desafíos en materia de derechos humanos.

 

También te podría gustar...