Alimentos entre la escasez y la rapiña, aumenta el número de hambre en el mundo

En México alrededor del 80% de las personas que sufren hambre viven en las áreas rurales, donde la mayoría trabaja como productores de alimentos a pequeña escala. En las áreas urbanas 40% de los hogares más pobres son encabezados por mujeres y son ellas las principales productoras de alimentos de primera necesidad en el mundo, como arroz, trigo y maíz. Desafortunadamente el campo mexicano ha sido poco apoyado por el gobierno. Prueba de esto es que la canasta básica alimentaria estimada para el consumo de una familia integrada por cinco personas aumentó 506.9%, en febrero de 2010, al pasar de $56.6 pesos hasta $343.7. Afectando a más de la mitad de la población mexicana.

Elvia Quintana del Colectivo Isitame comenta que la crisis alimentaria esta en el marco de una crisis de sistema que pone en el centro el dinero y no a las personas. El resultado de este modelo en el que las trasnacionales controlan al gobierno es que no atiende la necesidad de producir, sino la de generar dinero y exportaciones. Por lo tanto existe muy poco apoyo a la economía campesina ni un proyecto que apunte hacia la soberanía alimentaria. Elvira Quintana destaca la necesidad de programas para las mujeres productoras.

Anajanci Burguete

Escuche el reporte

También te podría gustar...