Coca-Cola, ¿responsablemente saludable?

Escucha el reporte


Descarga

02_568

Por Adriana Aguilar

En reconocimiento a prácticas integrales de promoción de estilos de vida activos y saludables entre sus colaboradores, el 25 de junio, Coca-Cola de México recibió el distintivo Organización Responsablemente Saludable”, otorgado por el Gobierno del Distrito Federal y la Secretaría de Salud de esta entidad, en colaboración con el Consejo para la Prevención de la Obesidad y el Consejo Empresarial de Salud y Bienestar. La entrega del reconocimiento ocasionó la  indignación de diversas organizaciones de la sociedad civil y académicos que integran la Alianza por la Salud Alimentaria, quienes han denunciado la asociación del consumo de refrescos con la emergencia en salud en el Distrito Federal producto de los  altos niveles de obesidad y diabetes.

De acuerdo con información de esta organización, “el consumo de un refresco al día en población infantil aumenta el riesgo de obesidad en un 60% y el consumo diario de una a dos bebidas en la población general aumenta el riesgo de diabetes en un 25%… México presenta el mayor consumo de refresco a nivel mundial con más de 160 litros por persona al año, en promedio”.

El Dr. Abelardo Ávila, investigador  del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zuvirán refirió que la mitad de la población consume el doble de azúcar del límite superior tolerable; añadió que “el 80% de los adultos de cincuenta años tienen obesidad” y que “en el sexenio pasado murieron 500 mil mexicanos por diabetes y se estima que en este sexenio  sean 700 mil”.

La diabetes, es una consecuencia del sobrepeso y la obesidad. El promedio nacional por esta enfermedad es de alrededor de 80 muertes anuales por cada 100 mil habitantes, en el Distrito Federal esta cifra es superior a los 100muertos anuales por cada 100 mil habitantes.

Actualmente, de acuerdo con datos de la Alianza por la Salud Alimentaria, la prevalencia de sobrepeso y obesidad entre hombres a nivel nacional es de 69.4%, en el Distrito Federal es de 73.4%; la de mujeres a nivel nacional es de 73% y en el Distrito Federal de 73.4%.

Además de las afectaciones a la salud, Coca Cola también ha producido daños medio ambientales y sociales a través del acaparamiento de agua. De acuerdo con el movimiento Boicot Mundial Contra Coca Cola, en Chiapas, por ejemplo, hay terribles enfrentamientos entre comunidades por el uso y distribución del agua mientras que la refresquera  es la empresa que más agua extrae en la entidad. Claudia Campero, de la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua, (COMDA), mencionó que, en general, las embotelladoras buscan las fuentes de agua más puras, más limpias, en mejores condiciones para abaratar los procesos de producción de agua embotellada y refrescos. “Van a una comunidad y acaparan las mejores fuentes y entonces la comunidad ¿qué tiene qué hacer? Pues irse a otras fuentes, de menor calidad y más distantes.”

Otro de los beneficios con los que cuenta la empresa y  que le permite extender su mercado con poca inversión, es el régimen fiscal al que está adscrita. De acuerdo con el economista Mario Di Constanzo, a través del régimen de consolidación fiscal las grandes empresas eluden y difieren impuestos. La consolidación fiscal es un mecanismo que permite que empresas se agrupen para que sean tratadas como una sola para el pago de impuestos.  FEMSA, compañía que se dedica primordialmente a la producción, comercialización y distribución de refrescos (Coca-Cola) y a la operación de tiendas de conveniencia (OXXO), está adscrita a este régimen

El Dr. Abelardo Ávila señaló que el régimen especial consolidado les permite incorporar pérdidas para no pagar impuestos,  añadió que este tipo de régimen “se justifica cuando la actividad empresarial está generando un bien mayor a la sociedad, lo paradójico de la situación es que ese régimen fiscal se está aplicando a una de las industrias que causa más daño y que no causa ningún beneficio.”

El Consejo para la Prevención y la Atención Integral de la Obesidad y los Trastornos Alimenticios, que otorgó el reconocimiento a Coca Cola, participan empresas como Bimbo, Sanofi Aventis y, Coca Cola, fue invitada a participar por el secretario de Salud del Distrito Federal Armando Ahued como “invitada permanente”.

Para la Alianza por la salud Alimentaria, la participación de las empresas en estos Consejos implica un conflicto de interés, contraviene la legislación y constituye una actitud contraria a lo que instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud, han declarado. Daniel Gershenson de la organización Al Consumidor, menciona que esta alianza “’pinta’ un gobierno que actúa con base en intereses cortoplacistas, electorales”.

Francia Gutiérrez, del Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (CONOC), y Uriel Vargas, de El Barzón; manifestaron que es necesario que las alianzas gubernamentales dejen de realizarse con las grandes empresas y se hagan con los productores rurales.

Una de las principales propuestas  de la Alianza por la Seguridad Alimentaria es la conformación de un Concejo para la Prevención y la Atención Integral de la Obesidad y los Trastornos Alimenticios que cuente únicamente con la participación de instituciones y organizaciones de interés público e invitados expertos independientes, libres de conflicto de interés que de manera efectiva combata la obesidad y la diabetes.

Leer más:

Organizaciones sociales llamamos al GDF a declarar emergencia en salud en el DF y a desaparecer al actual Consejo contra la Obesidad por conflicto de intereses 

También te podría gustar...