¿Cómo confiar en la consulta indígena, si la que se planteó como “modelo” respondió a grandes intereses económicos?: Edmundo Del Pozo de Fundar

Escucha el reporte


Descarga
3_DEL_POZO_24

El investigador Edmundo Del Pozo, integrante del Centro de Análisis de Investigación Fundar, comentó que las críticas más importantes a la Reforma Energética son referentes al carácter preferente que otorga a las empresas y particulares sobre las tierras y territorio de las comunidades indígenas, además de los derechos humanos reconocidos en la Constitución Política Mexicana y en diversos tratados internacional.

Señaló que en dicha reforma se han impuesto figuras como las servidumbres legales que se trata de “la ocupación temporal del territorio en el caso de que las comunidades no quieran llegar a acuerdos con los particulares”, advirtió Del Pozo es “una clara imposición del gobierno y de las empresas para obtener beneficios y lucrar por encima de las derechos de las comunidades”.

Edmundo, especialista en el tema de consulta indígenas, aseguró que la consulta previa libre e informada no es exclusiva para los pueblos indígenas, puesto que hay otras comunidades que la constitución reconoce como “equiparables”. Otro de los golpes que da la reforma energética, es a la propiedad social agraria y al ejido como forma de propiedad “50% de las propiedades ejidales se mantienen vigentes y también han sido expuestas a los particulares por encima de los derechos ejidales agrarios que también están consagrados en la propia constitución”, abundó el investigador de Fundar.

Al tenor de estas críticas, mencionó Edmundo “la idea es que las comunidades sean consultadas, pero el tema es que la consulta no es suficiente”. Si vemos como está dando problemas la consulta en el caso de Juchitán con tantas irregularidades y vemos también todos estos grandes intereses y grandes poderes empresariales que va a entrar en México en un marco de impunidad y corrupción, ¿Cómo creer que la consulta va a resolver y garantizar de forma cabal los derechos de las comunidades frente a estos grandes intereses económicos? Realmente es muy poco creíble que sea suficiente la cuestión de la consulta, expuso el especialista.

En repetidas ocasiones las propias comunidades han dicho que no están contra la energía eólica en sí misma, sino con la forma en que se ha impuesto este tipo de proyectos a las comunidades sin tomarle en cuenta, sin participación, sin consulta, sin ser parte de una forma equitativa y beneficios de estos proyectos. Hay casos exitosos de proyectos de energía eólica en modelo comunitario como las implementadas por el experto Sergio Oceransky en Europa, como en Holanda y Alemania.

Por otro lado, la implementación de este tipo de proyectos se consideran de gran beneficio para el medio ambiente, pero sólo los que se hacen en conjunto con las comunidades locales. Entonces, refirió Edmundo, lo que aún se ve en México, es lo contrario a lo que establecen este tipo de estándares tratándose de una imposición violenta. Una de las graves consecuencias de proyectos no consultados hace dividir a la comunidad en general, donde predomina una “lógica” de desarrollo ajena a la visión colectiva que tiene las actividades.

También te podría gustar...