Search
Wednesday 30 September 2020
  • :
  • :

Continúa la defensa del bosque Otomí – Mexica amenazado por proyecto carretero privado

No sólo afecta a comunidades de la región también al suministro agua al Distrito Federal y al Valle de Toluca: Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra

Escucha el reporte

Descarga

IM1

Por Nadia Ortega

Habitantes del poblado indígena San Francisco Xochicuautla, ubicado en el municipio de Lerma, Estado de México han estado desde hace siete años en contacto con un grupo de personas, quienes a pesar de carecer de autorización de los pobladores para manejar sus tierras, han excavado zanjas y talado los árboles de una zona del Bosque Otomí-Mexica.

 

José Luis Fernández, integrante del Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra, considera que las autoridades no han sabido manejar la situación, ya que las denuncias que se han realizado han sido ignoradas.

 

“Estamos documentando todo lo que esta pasando en nuestras comunidades, entonces realmente ya no nos interesa acercarnos a ninguna autoridad porque no hacen nada, definitivamente somos invisibles para ellos”, expresó José Luis Fernández.

 

El proyecto fue propuesto durante la gubernatura del hoy presidente Enrique Peña Nieto, medirá 39 kilómetros de largo los cuales beneficiarán a 7 mil 400 vehículos diariamente. Será de propiedad estatal, pero está concesionada a la empresa Autopistas de Vanguardia SA de CV, la cual obtendrá todas las ganancias que ésta genere.

La molestia de  pobladores de la zona es porque la obra implicará talar alrededor de un millón de árboles del bosque que genera la mitad del agua del Río Lerma, por lo que, con la afectación programada, se dejarán de producir 250 millones de litros de agua al año.

“Las consecuencias que va a dejar son irreversibles, es una tala importante de arboles, es un ecocidio, se trata de un área natural protegida y tiene categoría de santuario del agua, por lo que es una zona importante de recarga de acuíferos, no solamente a las comunidades indígenas que estamos en la regionnos afecta; nosotros suministramos agua por medio de nuestros bosques al Distrito Federal y al Valle de Toluca.

Por ello, a partir de 2011 los habitantes de los cuatro poblados afectados por la autopista integraron el Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra, el cual ha promovido cinco amparos contra el arranque de la obra.

Para apoyar la lucha de los pueblos del Bosque Otomí-Mexica, los próximos 22 y 23 de marzo se llevara acabo en San Francisco Xochicuautla el Congreso Nacional Indígena, con el lema “Ya no dejaremos que nos quiten nuestra Madre Tierra”.