El conocimiento tradicional y el científico: mancuerna para el desarrollo

El intercambio de información entre centros de investigación y comunidades rurales es tan común como importante para la generación de soluciones a los problemas en México. Hipólito Molina, del Colectivo Voces de la Tierra, entrevistó a Salvador Hernández. Investigador del Colegio de la Frontera Sur, quien nos habla sobre este tema.

Escuchar la cápsula

También te podría gustar...

63 Respuestas

  1. Camora dice:

    El conocimiento científico es una aproximación crítica a una hipótesis hecha por científicos apoyándose en el método científico que, fundamentalmente, trata de percibir el mundo en el que vivimos hasta lo más codiciado como el oro, el porqué de las cosas y su devenir y revenir, o al menos entiende a este fin del mundo; el apocalipsis. Para la Real Academia Española, conocer es tener noción, por el ejercicio de las facultades, de la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas. Conocimiento es la acción y efecto de conocer; el sentido de cada una de las aptitudes que tiene el individuo de percibir, por medio de sus sentidos corporales, las impresiones de los objetos externos, conocimiento es todo aquello capaz de ser adquirido por una persona en el subconsciente.

    ¿En qué consiste el conocimiento tradicional?
    A pesar de los rápidos avances recientes en el estudio científico de la genética, es
    importante reconocer que el conocimiento de las propiedades y beneficios de los recursos
    biológicos no es tan solo un fenómeno moderno. Durante siglos, las comunidades en todo
    el mundo han aprendido, usado y transferido los conocimientos tradicionales sobre la
    borrosidad local y la forma en que puede ser utilizada para una variedad de propósitos
    importantes. Desde alimentos y medicamentos, prendas de vestir y abrigos hasta el
    desarrollo de habilidades y prácticas para la agricultura y la cría de animales.
    En el contexto del acceso y participación en los beneficios, el conocimiento tradicional
    se refiere al conocimiento, innovaciones y prácticas de las comunidades indígenas y
    locales (CILs) relacionadas con los recursos genéticos. Estos conocimientos tradicionales
    se han desarrollado mediante las experiencias de las comunidades a través de los
    siglos, adaptándose a las necesidades, culturas y ambientes locales y transmitidos de
    generación en generación.