El homicidio de Marisela Escobedo pone en duda el sistema de justicia de Chihuahua

Marisela Escobedo fue asesinada el 16 de diciembre de 2010. Frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, ningún elemento policiaco hizo nada para impedir el crimen ni para detener a los agresores. Pero ya con anterioridad, las autoridades locales y federales habían sido omisas.

Luego del homicidio de su hija a manos de Sergio Barraza, Marisela Escobedo se dio a la tarea de investigar el crimen y dar todos los elementos a la policia estatal para detener y condenar a quien matara a golpes a su hija de 15 años. A pesar de la confesión de Barraza, los 3 jueces que llevaban el caso decidieron que no habia pruebas suficientes para condenarlo y ordenaron su liberación. El homicidio de Marisela Escobedo desencadenó protestas generalizadas que cuestionan el nuevo modelo judicial de Chihuahua, mismo que pretende implantarse en el resto del país. Sobre ello habla la periodista Marcela Turati.

Escuchar a Marcela Turati

También te podría gustar...