Search
Tuesday 22 September 2020
  • :
  • :

El modelo de acuerdos comunitarios para proveer agua y la autonomía alimentaria en comunidades guerrerenses

♦ Debemos ver el agua no como un recurso estático, hay una riqueza que no se está trabajando: Saraí Salazar de GEA

Escucha el reporte


Descarga

AGUA-INDIGENAS

Por Geraldina Lázaro

En 2010 la delegación de Bolivia logró que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aprobara el derecho humano al agua y el saneamiento. En México se alcanzó el reconocimiento constitucional de este derecho humano a través de la reforma al artículo 4, publicado el 8 de Febrero, 2012.

En él se establece que “Toda personas tiene derecho al acceso, disposición y el saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible”.

También fija “El estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de los fines”.

Saraí Salazar del  Grupo de Estudios Ambientales (el GEA) que junto a Cati Marielle, coordinadora del Programa Sistemas Alimentarios Sustentables han colaborado a partir del trabajo conjunto que desde 1994 realizan con comunidades rurales guerrerenses, describen sintéticamente cómo “es posible avanzar hacia la reconstrucción de la base de la vida en el campo con prácticas sustentables, empezando por satisfacer la necesidad primordial de agua y alimentación”. Todo ello desde un enfoque hacia la agroecología comunitaria y la autonomía alimentaria.

De acuerdo con el manual del manejo de agua diseñado y alimentado desde el trabajo de diversas organizaciones y para formar el colectivo Agua para Todos, En relación con la naturaleza nos encontramos en una etapa avanzada regida por la dominación y acumulación. Aseguran que aunque este modelo ha logrado avances tecnológicos y comodidades, su funcionamiento se basa en privatizar y destruir los bienes comunes, daños a los ecosistemas, el rompimiento del tejido social e imposibilita una democracia.

GEA como bien lo mencionábamos colabora fomentando sistemas de abastecimiento de agua en distintas  comunidades  para la preservación de éste recurso vital. Las condiciones climatológicas siempre no son siempre  las mejore sin embargo, Salazar describe la el contexto agroecológico que se da en algunas zonas de Guerrero en donde participan para fomentar una autonomía alimentaria:

La coyuntura que envuelve a México y ante la falta de políticas públicas en beneficio de aquellas comunidades carentes de muchos servicio básicos, aunque asociaciones se acerquen, refirió Saraí hay un nivel importante de desconfianza sin mencionar los conflictos internos.

Cabe señalar que GEA también es promotor del Programa Sistemas Alimentarios Sustentables (SAS) proyecto que busca  aportar a la soberanía y la sustentabilidad agroalimentarias de México y al manejo comunitario del territorio de los pueblos campesinos e indígenas con los que nos vinculamos, a través del fortalecimiento de capacidades locales y populares.

Si quieres saber más sobre éstos proyectos te invitamos a visitar las páginas www.aguaparatodos.org.mx y www.geaac.org