Search
Sunday 29 November 2020
  • :
  • :

Estancamiento en las políticas públicas dirigidas al campo

organiquisimo.blogspot.com

Respecto a los hechos vandálicos y de provocación ocurridos el primero de diciembre a las afueras de San Lázaro durante la toma de protesta de Enrique Peña Nieto el antropólogo Armando Bartra afirmó que estos pudieron ser provocados por gente externa a los movimientos y organizaciones manifestantes. Sin embargo señala que estos actos no ameritan una intervención policiaca como la que se desplegó, y mucho menos los años de prisión que se les pretende dar a los detenidos y acusados por los supuestos actos vandálicos. No cabe duda que estos hechos han servido a los poderes fácticos, así como a la  derecha e izquierda nacional y por ende a Peña Nieto.

Asimismo Armando Bartra señala que hubo vandalismo y provocación por parte del pueblo, pero la provocación y vandalismo más grande y preocupante para la ciudadanía, es cuando Peña Nieto asume el poder como el presidente legitimo de México. El investigador menciona que todo esto es provocación y es obvio que lo jóvenes alzarían la voz ¿pues qué esperábamos? ¿Qué se fueran a su casa a estudiar? Pero para diferenciarse de vándalos y hacerse ver como protestantes con una desobediencia organizada, se debe saber que la violencia siempre estará presente, era una violencia esperada, provocada e incluso comprada.

Esta provocación a la ciudadanía viene desde las pobres políticas públicas, de salud, alimentarias, laborales, etc., que no han beneficiado en nada al pueblo mexicano. En el campo la alternancia que no ha sido más que en las siglas de los partidos que han ocupado la presidencia, no ha habido un cambio desde hace más de 30 años. En el último sexenio el desgaste y caimiento del campo mexicano, es el resultado de las políticas destructivas del Gobierno Federal, por ejemplo: primero encontramos la crisis alimentaria con el tortillazo del 2007. En segundo lugar está el cambio climático con sequia atípica el año pasado y por último el fenómeno por la salida de divisas de alimentos.

También señala que organismos como el Banco Mundial, comenzaron a percatarse que el modelo agropecuario no funcionaba y la privatización de los proyectos que apoyaban a la agricultura habían sido un error en el 2008. En el sexenio de Calderón no existió un gobierno sensible que cediera a las señales del cambio climático, las perdidas en la ganadería y la producción de granos que entraron en decadencia.

El problema es que el capitalismo intentó explotar el campo como una gran empresa y no como algo sensible. Calderón no implemento ningún programa para el campo, aún cuando existe carestía de los alimentos e impacto climático que afecta la producción de ganado y de los cultivos.

Por último Armando Bartra comentó que el pacto de México firmado por los tres principales partidos del país, deja al campo nuevamente en un segundo término y no hace ningún cambio radical en las políticas para él, ya que Peña a Nieto no le interesa el campo si no la firma de un pacto, que no es más que una cortina de humo, para legitimar su presidencia.

El PRI en el campo siempre ha utilizado el clientelismo y parece que el modelo no cambiará. Sin embargo hay que ver cuáles son los intereses rurales de Peña Nieto. Por lo tanto en el tema de los transgénicos en este sexenio, no es más que la profundización de las políticas que hizo Calderón, por que ya existen negocios y tratos con Monsanto.

Escucha la entrevista

 

Links relacionados:

Herencia de gobiernos panistas: Campo devastado y millones de familias rurales en el desamparo

Dejan gobiernos panistas en abandono al campo