Sólo 40 de 460 mil sitios arqueológicos cuentan con declaratoria de protección: Felipe Echenique

“Toda posibilidad de futuro de la humanidad tiene siempre un referente en el pasado, los distintos pueblos originarios de esta tierra siguen intentando preservar muchos de sus usos y costumbres, de su forma comunitaria, porque son parte de esa herencia, a pesar de cinco siglos de conquista. (…) Lo arqueológico tiene que ser preservado porque constituye un instrumento para conocer lo que nos ha sido arrebatado por la conquista española”. Felipe Echenique

De acuerdo con Felipe Echenique, historiador, miembro del Sindicato de trabajadores del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), en el país existen alrededor de 460 mil sitios en los que hay materiales que hablan sobre la actividad humana del México prehispánico. De estos sitios, 190 mil cuentan con un registro y de ellos, 190 se encuentran abiertos al público o están en posibilidad de estar abiertos. De éstos, sólo 40 tienen lo que la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas prevé como declaratoria de Zona de Monumentos Arqueológicos.

Pocos de los sitios que cuentan con vestigios arqueológicos se encuentran protegidos, entre los más conocidos como Cacaxtla, “lugar de canastos para mercaderes” y Chichén Itzá, “boca del pozo de los brujos del agua”, se presenta un problema porque la tenencia de la tierra no es federal, sino privada. Esta situación impide ejercer una efectiva conservación de los vestigios.

Felipe Echenique refirió que en el caso de Cacaxtla y Monte Albán, “cerro verde”; las tierras no les han sido pagadas a los comuneros; “en realidad la zona con mayor resguardo hasta ahora es la de Teotihuacan”, “lugar donde se genera la energía”. La falta de regulación pone en riesgo las preservación de las zonas arqueológicas, lo que genera que se pierda información importante, el historiador añadió que cuando los materiales son removidos, ya no brindan información sobre el contexto en el que fueron creados, se pierde parte del conocimiento sobre la realidad de los pueblos de la época.

Para finalizar, Echenique mencionó que” la Arqueología es una manera de tratar de entender modos de hacer historia distintos” y el estudio de las zonas arqueológicas, es una forma de preservar nuestra identidad como nación multicultural.

Javier Xilotl 

Escucha el reporte

También te podría gustar...