Search
Friday 25 September 2020
  • :
  • :

En migración estamos haciendo lo que el gobierno no ha hecho: Alejandro Solalinde

♦ La clase política ha traicionado al pueblo

Escucha el reporte

Descarga

 

Solalinde

Por Karina Félix/César Ruíz

El padre Alejando Solalinde, fundador del Albergue Hermanos en el Camino en Ixtepec, Oaxaca y Coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano, hizo un balance sobre los temas migratorios durante los últimos 20 años en el país.

 

“La migración en México responde a causas estructurales, el sistema capitalista neoliberal ya no da más, no garantiza la calidad de vina ni el sustento de las familias y por lo tanto las condena al nivel de su existencia y de explotación: la gente ya no se conforma con eso y están huyendo de la violencia. Buscan mejores opciones y se ven obligados a salir, se trata de una migración forzosa”, comentó Solalinde.

 

“Los lugares de origen ya se volvieron lugares imposibles para vivir, es una primer violencia de un contexto violento generalizado, no encuentran condiciones para vivir o asegurar a su familia una vida digna.”

 

Con respecto a la respuesta de la sociedad civil ante la problemática de la migración en el país, el padre Solalinde aseguró que “estamos haciendo lo que otras organizaciones o instancias del gobierno no han hecho. Ante la omisión de acciones que son debidas del gobierno, pero también ante las agresiones del crimen organizado, nosotros trabajamos, no recibimos dinero, se lucha por la justicia, por la protección de las victimas y las denuncias, sin embargo los poderes no están haciendo las cosas como deberían. El estado está fallando en cuidar la integridad física, y en todos los aspectos de las personas que están en situación de movilidad humana.”

 

Finalmente, señaló que aún hay pendientes en temas migratorios: “Antes de todo, se necesita un referente pero no de la clase política porque ya no son creíbles y han traicionado al pueblo, se han corrompido y se han ido por el dinero, se sirven con la cuchara grande, la gente tiene una gran desconfianza; igualmente los poderes de la unión, por su falta de visión estadista que logre algo trascendente para México, no son sensibles ni se solidarizan con los sectores más excluidos”.