Encuentro de Pueblos de Mesoamérica, la lucha en contra del modelo extractivista

endefensadelterritorio.org

 

“Hay una riqueza en el intercambio de experiencias tal es el caso de Honduras y del Salvador que han sostenido largas y grandes luchas en contra de grandes proyectos mineros transnacionales. Vemos que la lucha en contra del modelo extractivista no se reduce a problemas locales. La resistencia está a nivel mesoamericano, por lo tanto la resistencia no puede ser local”, dijo Neftalí Reyes, Secretario del Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios.

El Encuentro de Pueblos de Mesoamérica, Sí a la vida, no a la minería se llevó a cabo del 17 al 20 de enero en Capulalpam de Mendéz, Oaxaca. Este encuentro se realizó a raíz de la problemática que existe en Capulalpam de Méndez en donde hay un proyecto minero se quiere implementar. De acuerdo con Neftalí Reyes un primer objetivo fue empezar a tejer las relaciones entre diversas comunidades afectadas por proyectos mineros y analizar cómo es que esas comunidades que están preocupadas empiezan a generar lazos de articulación de solidaridad y de intercambio de experiencias.

Un elemento que quedó claro después de este encuentro, es que en la ley minera nacional no hay ningún mecanismo de protección para los pueblos y comunidades indígenas, por el contrario está establecida una ley que favorece completamente a las empresas mineras. Esta supuesta opción de desarrollo que se ha planteado para los pueblos, en realidad es una propuesta de destrucción del medio ambiente y de todas las relaciones que se dan al interior de las comunidades alterando las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales, dijo Neftalí Reyes.

Este encuentro hizo posible el intercambio de experiencias, así como el fortalecimiento de las luchas, al respecto Neftalí Reyes concluyó: “Realmente hay propuestas económicas y alternativas viables que no implican la destrucción del medio ambiente y ese es el caso de Capulalpam de Méndez que tiene una propuesta económica de desarrollo que no está basada en una imposición. Entonces la idea es empezar a generar articulaciones con otros procesos. Tenemos que empezar a establecer un referente global, mesoamericano, que genere que los gobiernos empiecen a respetar los derechos de los pueblos indígenas, rurales y campesinos, que se traduzca en el respeto a las autonomías y a la libre determinación”.

 Laura Quintero

Escucha la cápsula

También te podría gustar...