Search
Friday 27 November 2020
  • :
  • :

Estudiantes salen a la calle en solidaridad por Ayotzinapa

Escucha el reporte


Descarga

DSC_0258

Foto: Josué C. García

Por: Ana de la Cruz/ Edith Venegas / Josué C. García

El 22 y 23 de Octubre, al grito unísono de ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! se impulsó a nivel nacional e internacional la Jornada Mundial en Solidaridad con Ayotzinapa.

Ha transcurrido un mes de la desaparición de 43 estudiantes y 3 muertos de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos, en Ayotzinapa Guerrero, sin embargo las autoridades federales, estatales y municipales aún no dan respuesta a las familias y sociedad organizada que exigen la presentación con vida y castigo a los culpables materiales e intelectuales.

En la Ciudad de México, se impulsó por parte del movimiento estudiantil un paro de actividades que duró 48 horas, en el cual participaron más de 150 universidades públicas y privadas entre ellas diversas Escuelas Normales, planteles de la UNAM, IPN, UACM, UAM, IBERO, entre otras.

En algunas estancias educativas se realizaron actividades culturales, políticas y de reflexión en torno al caso de Ayotzinapa, así como de la violencia estructural que está afectando al sector educativo.

A la Facultad de Estudios Superiores Acatlán asistió un grupo de estudiantes normalistas a compartir su testimonio y hacer un llamado a la comunidad estudiantil.

“Seguiremos realizando actividades de presión para la búsqueda de nuestros compañeros, por lo que se les pide y se les agradece todo este apoyo que hemos recibido”, comentó Carlos Pérez Díaz estudiante del 2º grado de la Escuela Normal de Ayotzinapa.

Por la tarde del miércoles 22 se realizó una megamarcha que llevó por nombre “Una luz por Ayotzinapa” la cual salió a las 6 de la tarde del Ángel de la Independencia con dirección al Zócalo Capitalino. Dicha movilización fue encabezada por familiares y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos seguidos por los contingentes de las escuelas normales de Oaxaca, Chiapas, Morelos, Edo. de México, universidades, organizaciones sociales, sindicatos entre otros. Según cifras del Gobierno del Distrito Federal más de 15,000 personas asistieron a la movilización.

Al finalizar la movilización, se colocó un templete frente a palacio nacional en donde algunos familiares compartieron palabras, entre ellos el padre de Carlos Hernández Muñoz: “Es una vergüenza lo que estamos pasando en el estado de Guerrero, una vergüenza que se está llevando a nivel nacional e internacional.”

A nivel mundial, ciudades como Rio de Janeiro, Buenos Aires, La Paz, Nicaragua, Costa Rica, Berlín, Londres, Los Angeles, Chicago, Auckland, Portland, entre otras realizaron manifestaciones, concentraciones y representaciones simbólicas frente a las embajadas de México y algunas instituciones educativas.