Search
Sunday 20 September 2020
  • :
  • :

II Cumbre Continental de Comunicación Indígena

Escucha a Franco Gabriel, integrante de la coordinadora de la Cumbre

Descarga

segunda-cumbre-continental-de-comunicacion-indigena-rostros

La II Cumbre Continental de Comunicación Indígena del Abya Yala concluyó el pasado domingo 13 de octubre, en la comunidad de Tlahitoltepec, Oaxaca, con un pronunciamiento en el que los participantes rechazaron la introducción del maíz transgénico por la trasnacional Monsanto en los territorios indígenas del continente, reclamaron cumplir con el derecho de consulta previa, libre e informada de los pueblos indígenas, como lo establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, exigieron a los Estados Nacionales reconocer la autonomía territorial de los pueblos indígenas y la cancelación de las concesiones mineras, que actualmente abarcan numerosos territorios indígenas de todo el continente. Asimismo, exigieron poner un alto a la lotización petrolera y minera en sus territorios y frenar la construcción de presas y represas en los territorios indígenas.

En esta cumbre han participado durante una semana 2 mil 700 personas: comunicadores/as de Venezuela, Uruguay, Argentina, Colombia, Ecuador, Guatemala, Perú, Panamá, Nicaragua, Bolivia, Australia, España, Estados Unidos, Bélgica, Francia, Italia, Suiza y México, e integrantes de la comunidad de Tlahuitoltepec.

Franco Gabriel, integrante de la coordinadora de la cumbre, mencionó que “esta II Cumbre Continental de Comunicación Indígena ha sido todo un éxito: los trabajos de las mesas recogieron propuestas y planteamientos de mucho fondo.  Se ha podido decidir más en cuanto el comunicador y la comunicación indígena en la lucha de la cultura, el territorio,  la lengua y la identidad. Así como también se ha aclarado mucho el papel de las ONGs en el asunto de la cumbre para dejar claro que la cumbre está formada por los comunicadores indígenas y colectivos, pero que busca bases para que, junto con las autoridades, [haya] una bidireccionalidad de la cumbre enmarcada en los principios de los pueblos indígenas del continente. En el campo de la formación y escuela itinerante se hicieron compromisos muy serios para tener un futuro muy próximo y la posibilidad de ofertar distinto niveles tanto técnicos como estudios más profesionales que puedan dar una formación digna a los comunicadores indígenas. Se discutió muy ampliamente el enlace continental de diversas redes y colectivos de comunicación indígena, y el papel de la mujer dentro de la comunicación”.

En cuanto a las críticas que existieron previo a la cumbre respecto a que era financiada por el Estado mexicano y a que había una invitación a los funcionarios de este régimen, Franco Gabriel mencionó  que “las diferencias o puntos de vista de desacuerdo son normales.  La autonomía que tanto se criticaba está mal ubicada; se puede obtener recursos que permitan mantener la propia autonomía desde los pueblos, sin perder la identidad, y nosotros en la cumbre dejamos en claro todo esto. Nosotros como Cumbre Continental Indígena debemos de caminar de acuerdo a nuestros pueblos indígenas”.

Con relación a la participación de la ONGs y las agencias internacionales, Franco Gabriel mencionó que “se acepta la presencia y el apoyo de las ONGS, organismos internacionales y expertos, pero se deja claro que son apoyo, son ayuda, son acompañamientos, pero no es direccionalidad. Ahí se pide el absoluto respeto a la autonomía, para que cada quien en su respectivo campo de acción pudiéramos respetar la acción del otro y así nosotros como Cumbre Continental caminar de acuerdo a nuestros pueblos indígenas y sus necesidades, y las ONGS, organismos internacionales y expertos, en apoyo a las tareas que se realizan”.

En el caso de la mujer quedó muy claro como la primera comunicadora que tenemos porque a ella debemos la lengua, y en el caso concreto de la comunicación indígena su aporte ha sido claro en que tienen que consolidarse a través de organizaciones internas dentro de la misma cumbre, como un grupo que le dé seguimiento a esto de la comunicación indígena.

Aún no se ha decidido la sede de la III Cumbre Continental de Comunicación Indígena del Abya Yala, pero se propuso a Bolivia: “Ellos prefieren consultar antes con sus autoridades, con sus mayores, antes de tomar una decisión, y eso habla muy bien  de una cultura respetuosa de cómo funciona a nivel de comunidad o grupo la relación que hay entre los distintos estratos de la sociedad. Aquí los comunicadores se reconocen absolutamente como parte de una comunidad, y que las decisiones que toman deben de ser compartida por el pueblo, por eso para mí ha sido una enseñanza bonita ver que los pueblos del Sur mantienen este respeto con sus mayores”, mencionó Franco Gabriel.