Indígenas en disposición de mejorar sus prácticas de manejo al medio ambiente: Manuel Gómez de Serapaz Ocosingo

♦ En diálogo con gobierno federal se establecerán mesas en materia agraria


lacandones_serapaz

Ante el posible desalojo de tres comunidades indígenas en la Selva lacandona, el clima social ha sido tenso las últimas semanas. Manuel Gómez de Serapaz Ocosingo Chiapas, explicó el contexto, describió que  los habitantes de estas comunidades llevan 40 años exigiendo se  reconozca y apoye el asentamiento legal en dicha zona tanto a las autoridades estatales como federales. Cabe mencionar que en días pasados se reportó la detención de  representantes del Consejo de Bienes Comunales de la Zona Lacandona y un integrante de Serapaz para dejarlos libres horas después, a la mayoría de ellos. Para estas detenciones no se conoció ninguna orden de aprehensión.

La demanda principal es vivir y sobrevivir sobre sus tierras, han sabido estar conviviendo con las comunidades, dijo Gómez. Agregó que anteriormente el interés era la ocupación de la zona, debido a la gran producción maderera de ésta área. Sin embargo, el vocero de Serapaz Ocosingo, aseguró que la inclinación del gobierno local por recuperar ésta zona se deba a intereses empresariales grandes para generar megaproyectos y laboratorios. Ante estos hechos surgió la necesidad de firmar acuerdo entre los lacandones y demás comunidades indígenas de los alrededores.

Por otro lado, se cree que los grupos conservacionista están presionando al gobierno para retirar esas comunidades pues aluden están dañando a la naturaleza. Los pobladores de San Gregorio, Salvador Allende y Ranchería Corozal en Montes Azules Chiapas, zonas en disputa, aseguran que ellos no están acabando con la naturaleza, todo lo contrario que promueven la soberanía alimentaria en diversas comunidades.

Hasta el día de hoy se conoce que hay  mesas de diálogo junto con el gobierno federal, en donde los temas principales son la libertad del maestro y asesor de los lacandones Gabriel Montoya además de exigir el reconocimiento de las tres comunidades antes mencionadas.

Favorecemos que se lleguen a los acuerdo, pero también los pueblos indígenas estamos en la disposición de convivir y seguir mejorando sus prácticas, la selva lacandona es de todos. Lo que no aceptamos es la violación a los derechos de los pueblos, finalizó Manuel Gómez.

También te podría gustar...