Search
Saturday 26 September 2020
  • :
  • :

Juvenicidio: Armando Bartra

Escucha el reporte


Descarga

Bartra
Ha transcurrido un mes de la balacera en Iguala, Guerrero contra estudiantes de la Escuela Normal “Raúl Isidro Burgos” en Ayotzinapa. De este tiroteo algunos estudiantes sigue en estado grave de salud y otros 43 continúan desaparecidos. Para el sociólogo Armando Bartra, ésta ola de violencia en el estado de Guerrero representa un parte aguas para la vida nacional es un parte aguas, por lo menos por dos razones, “el primer lugar la desmesura de la barbarie hasta para un estado como guerrero. Un estado en donde se cometió el crimen del charco, se cometió el crimen de aguas blancas, donde los demás años una masacre de camperos y así sucesivamente”.

A decir de Bartra, este tipo de crímenes y de violaciones a las normas jurídicas, violaciones a los más básicos principios morales, tratan de justificarlos bajo la idea de mantener el orden público. El investigador satirizó la versión que retrata a los mal llamados ayotzinapos “se lo buscaron, seguramente algo debían o en algo estaban metidos, esta idea es terrible es aterradora, es afirmar que en este país la muerte tiene permiso, seguramente los medios de comunicación y el gobierno se van a ser de la vista gorda, cuando se trate de un crimen en el nombre del orden”.

Armando Bartra hizo hincapié en los crímenes perpetrados sobre los jóvenes “en México estamos matando a los jóvenes y a los niños, estamos matando por que supuestamente son delincuentes por que se matan entre si, por que los jóvenes y soldados si matan a los delincuentes, por que los delincuentes jóvenes si matan a otros delincuentes, porque algunos jóvenes andaban donde no debían y mueren por una balacera, entre delincuentes jóvenes y soldados, por que los jóvenes protestan, por que los jóvenes tienen conciencia”. Cerró esta reflexión aludiendo que ser joven en éste país es un profesión de alto riesgo.

Así mismo, señaló que es una idea preocupante pensar en que se fundamente del holocausto o una limpieza de étnicas. Por otro lado, celebró que una buena parte de los mexicanos no reciban esto con cinismos, “creo que de nuevo ya hay una nueva conciencia ciudadana, hay que decir basta”.