Search
Thursday 24 September 2020
  • :
  • :

La goma de mascar orgánica, alternativa no contaminante de los chicleros mexicanos

Cuando decimos que nuestras sociedades son consumistas pasamos por alto que el consumo no es posible sin que le acompañe un desecho igualmente intensivo de mercancías: las mismas que adquirimos con emoción, muy pronto pierden su brillo y son condenadas a ser sustituídas por otras en un ciclo sin fin. Quizás no haya mejor ejemplo de esto, que lo que hacemos con la goma de mascar. Todo parece tan sencillo como comprarlas, desenvolverlas, masticarlas hasta extraerles el sabor y luego escupirlas. Nada sabemos de las cerca de 150 mil toneladas de desechos plásticos que producimos, y menos aún sabemos que tardan en degradarse más de cinco años. Acaso nos hacemos una idea de lo que pasa después de escupirlas cuando tenemos la mala suerte de pegarnos algún chicle en la suela del zapato o cuando vemos las manchas negras en el concreto y asfalto, que cuestan millones al erario de los gobiernos remover con sus servicios de limpia.

La goma de mascar orgánica Chicza (Consorcio Chiclero S.A) fue creada por chicleros mexicanos. Está hecha a base de la savia del chicozapote, es decir, de chicle natural y no de mezclas polímeras, representa una alternativa más saludable y no contaminante, producto de una actividad que promueve la conservación de la selva y la subsistencia digna de los trabajadores dedicados a la extracción y procesamiento del chicle.

Lorena Cervantes preparó el siguiente reporte sobre el chicle mexicano

Escuchar el reporte

Más información




348 thoughts on “La goma de mascar orgánica, alternativa no contaminante de los chicleros mexicanos

  1. Manuel Aldrete

    Envío un fraterno agradecimiento por su afortunado programa que contribuye a que nuestra voz se escuche en la comunidad universitaria y la comunidad en general, gracias nuevamente por su compromiso.

  2. Roberto

    Excelente opcíón, actualmente los chicles que hay todos contienen aspartame y «otros azucares» entre otros químicos dudosos para la salud. Ojalá se pueda comercializar más esta opción e ir obligando a las grandes empresas a unirse a producir chicles sin esos químicos nocivos.

Los comentarios están cerrados.