La iniciativa de Reforma Laboral viola 28 tratados internacionales de la OIT: CEREAL

periodicodigital.com.mx

A tres meses de finalizar su sexenio, Felipe Calderón presentó dos iniciativas de reforma preferente al Poder Legislativo, la más criticada es la Reforma Laboral. Les compartimos el análisis de Rodrígo Olvera Briseño del Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL) y de Manuel Fuentes Muñiz, presidente de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, quienes califican a la iniciativa calderonista como antidemocrática y violatoria de Derechos Humanos.

Rodrígo Olvera Briseño del CEREAL señaló que la iniciativa de reforma viola 28 Tratados de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y modifica 3 grandes bloques de derechos:

El primero, relacionado con la flexibilización laboral, enfocado a temas como la contratación, permanencia, ascensos y el abaratamiento del despido además de la precarización de la retribución económica, no sólo el salario sino también de las prestaciones.

El segundo bloque son los derechos colectivos: libertad sindical, negociación colectiva, huelga y el tercero bloque sobre justicia laboral.

De acuerdo con el Doctor en Derecho, Manuel Fuentes Muñiz, con la iniciativa será modificado el 65% de las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo. Uno de los cambios más importantes es el de la firma de los contratos laborales que dependerá de la voluntad del patrón y no de la subsistencia de la materia de trabajo como se encuentra establecido ahora en el artículo 39 de la LFT.

La iniciativa de Calderón otorga un mayor poder al sector empresarial, lo cual, menciona el Dr. Manuel Fuentes, representa la privatización del derecho laboral porque deja al patrón la interpretación, el manejo y la imposición de los derechos laborales. Además, condiciona la estabilidad en el empleo a un criterio de productividad. En la propuesta de reforma se establecen tres tipos de contrato: a prueba, de capacitación inicial y de actividades discontinuas, estos contratos anulan la posibilidad de que los trabajadores, al término de la relación laboral, puedan recibir alguna liquidación.

Los derechos colectivos son los que más se trastocan con la Reforma calderonista, una de las cláusulas más importantes en esta materia es la de exclusión que permite que el trabajador, al ingresar a laborar, tenga la posibilidad de hacerlo como parte de un sindicato.

De acuerdo con Rodrigo Olvera del CEREAL el hecho de que esta reforma transgreda diversos derechos laborales la hace una iniciativa antidemocrática y violatoria de Derechos Humanos. Además, al haber sido presentada como iniciativa preferente, la posibilidad de abrir un debate a fondo sobre la misma queda prácticamente anulada. En la Carta Democrática Interamericana se establece que es imprescindible para la democracia el ejercicio pleno y eficaz de los derechos laborales.

La iniciativa define el término de trabajo decente (OIT) que es el que toma los derechos fundamentales del trabajo (no discriminación, no trabajo infantil, no trabajo forzoso, seguridad social); este concepto es muy diferente al de trabajo digno (que maneja el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales) que es aquel que respeta todos los derechos humanos. La propuesta de Calderón, trabajo decente no implica estabilidad en el empleo ni salario suficiente y remunerador.

Entre otras observaciones a la reforma están que:

– Exige transparencia en sus cuentas a los sindicatos pero no a las empresas.

– El capítulo de enfermedades y riesgos de trabajo va a ser retirado de la Ley Federal del Trabajo con lo que ya no se considerarán derechos propiamente laborales.

– Pretende aumentar la productividad anulando la estabilidad en el empleo,

– Incentiva la movilidad, retira protección al trabajador en el despido.

– Se destruye el derecho y principio constitucional de la estabilidad empleo sustituyéndolo por empleos eventuales implementando “contratos de prueba”.

– Se elimina la posibilidad de que un trabajador acumule antigüedad en su empleo y mejore su salario.

– Se crea la figura del libre despido con la que se exime al patrón de entregar causales del mismo.

Las condiciones de precarización en el empleo no son en realidad una situación nueva en nuestro país, sin embargo, y de acuerdo con la información aportada por las organizaciones, la reforma abre la posibilidad a que se legalicen prácticas violatorias de derechos fundamentales en materia laboral.

Debido a su carácter de iniciativa preferente, la Reforma Laboral deberá aprobarse en 60 días, se dan 30 para su discusión en la Cámara de Diputados y 30 para la de Senadores, por lo que se espera que sea publicada en el Diario Oficial de la Federación a fines de octubre.

Por otra parte, diversas organizaciones sindicales han anunciado diversas movilizaciones en contra de la iniciativa calderonista, una de ellas es la marcha anunciada para el 21 de septiembre.

El caso de los bomberos despedidos

Un ejemplo de la serie de dificultades a las que se enfrentan los trabajadores es el caso de 8 bomberos que fueron despedidos el 13 de julio de este año. De acuerdo con el bombero Angel Edgar Zavala Alfonso el despido de estos trabajadores se deriva de una protesta que realizaron el 25 de junio en la que demandaban al gobierno del Distrito Federal mejor equipamiento y capacitación para la realización de su trabajo. Además de la protesta, otra causa que los bomberos consideran es que la mayoría de ellos pertenecen al Sindicato Democrático del Heroico Cuerpo de Bomberos que representa una oposición al Sindicato liderado por Ismael Figueroa Flores que, de acuerdo con Angel Zavala, se interesa por brindar apoyo a la empresa y no a los trabajadores.

Despúes de 11 días en huelga de hambre, el 13 de septiembre los bomberos fueron desalojados de un plantón que mantenían en el Zócalo de la Ciudad de México en demanda, fundamentalmente, de su reinstalación. Los bomberos despedidos tenían entre 17 y 26 años de servicio.

Adriana Aguilar

Escuche el reporte

Leer más:

La reforma laboral deja desprotegidos a trabajadores: abogados

Ocho mentiras del plan laboral de Calderón

La iniciativa Calderonista de Reforma Laboral: atentado contra la democracia y ultraje a la conciencia

La iniciativa de la Reforma Laboral viola los derechos humanos y el derecho a un trabajo digno y bien remunerado

Rodrígo Olvera Briseño del CEREAL señaló que la iniciativa de reforma viola 28 Tratados de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y modifica 3 grandes bloques de derechos:

El primero, relacionado con la flexibilización laboral, enfocado a temas como la contratación, permanencia, ascensos y el abaratamiento del despido además de la precarización de la retribución económica, no sólo el salario sino también de las prestaciones.

El segundo bloque son los derechos colectivos: libertad sindical, negociación colectiva, huelga y el tercero bloque sobre justicia laboral.

De acuerdo con el Doctor en Derecho, Manuel Fuentes Muñiz, con la iniciativa será modificado el 65% de las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo. Uno de los cambios más importantes es el de la firma de los contratos laborales que dependerá de la voluntad del patrón y no de la subsistencia de la materia de trabajo como se encuentra establecido ahora en el artículo 39 de la LFT.

La iniciativa de Calderón otorga un mayor poder al sector empresarial, lo cual, menciona el Dr. Manuel Fuentes, representa la privatización del derecho laboral porque deja al patrón la interpretación, el manejo y la imposición de los derechos laborales. Además, condiciona la estabilidad en el empleo a un criterio de productividad. En la propuesta de reforma se establecen tres tipos de contrato: a prueba, de capacitación inicial y de actividades discontinuas, estos contratos desaparecen las liquidaciones, pues a su término no se considera la posibilidad de una liquidación.

Los derechos colectivos son los que más se trastocan con la Reforma calderonista, una de las cláusulas más importantes en esta materia es la de exclusión que permite que el trabajador, al ingresar a laborar, tenga la posibilidad de hacerlo como parte de un sindicato.

De acuerdo con Rodrigo Olvera del CEREAL el hecho de que esta reforma transgreda diversos derechos laborales la hace una iniciativa antidemocrática y violatoria de Derechos Humanos. Además, al haber sido presentada como iniciativa preferente, la posibilidad de abrir un debate a fondo sobre la misma queda prácticamente anulada. En la Carta Democrática Interamericana se establece que es imprescindible para la democracia el ejercicio pleno y eficaz de los derechos laborales.

La iniciativa define el término de trabajo decente (OIT) que es el que toma los derechos fundamentales del trabajo (no discriminación, no trabajo infantil, no trabajo forzoso, seguridad social); este concepto es muy diferente al de trabajo digno (que maneja el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales) que es aquel que respeta todos los derechos humanos. La propuesta de Calderón, trabajo decente no implica estabilidad en el empleo ni salario suficiente y remunerador.

Entre otras observaciones a la reforma están que:

Exige transparencia en sus cuentas a los sindicatos pero no a las empresas.

El capítulo de enfermedades y riesgos de trabajo va a ser retirado de la Ley Federal del Trabajo con lo que ya no se considerarán derechos propiamente laborales.

Pretende aumentar la productividad anulando la estabilidad en el empleo,

incentiva la movilidad, retira protección al trabajador en el despido.

se destruye el derecho y principio constitucional de la estabilidad empleo sustituyéndolo por empleos eventuales implementando “contratos de prueba”.

Se elimina la posibilidad de que un trabajador acumule antigüedad en su empleo y mejore su salario.

Se crea la figura del libre despido con la que se exime al patrón de entregar causales del mismo.

Las condiciones de precarización en el empleo no son en realidad una situación nueva en nuestro país, sin embargo, y de acuerdo con la información aportada por las organizaciones, la reforma abre la posibilidad a que se legalicen prácticas violatorias de derechos fundamentales en materia laboral.

Debido a su carácter de iniciativa preferente, la Reforma Laboral deberá aprobarse en 60 días, se dan 30 para su discusión en la Cámara de Diputados y 30 para la de Senadores, por lo que se espera que sea publicada en el Diario Oficial de la Federación a fines de octubre.

Por otra parte, diversas organizaciones sindicales han anunciado diversas movilizaciones en contra de la iniciativa calderonista, una de ellas es la marcha anunciada para el 21 de septiembre.

El caso de los bomberos despedidos

Un ejemplo de la serie de dificultades a las que se enfrentan los trabajadores es el caso de 8 bomberos que fueron despedidos el 13 de julio de este año. De acuerdo con el bombero Angel Edgar Zavala Alfonso el despido de estos trabajadores se deriva de una protesta que realizaron el 25 de junio en la que demandaban al gobierno del Distrito Federal mejor equipamiento y capacitación para la realización de su trabajo. Además de la protesta, otra causa que los bomberos consideran es que la mayoría de ellos pertenecen al Sindicato Democrático del Heroico Cuerpo de Bomberos que representa una oposición al Sindicato liderado por Ismael Figueroa Flores que, de acuerdo con Angel Zavala, se interesa por brindar apoyo a la empresa y no a los trabajadores.

Despúes de 11 días en huelga de hambre, el 13 de septiembre los bomberos fueron desalojados de un plantón que mantenían en el Zócalo de la Ciudad de México en demanda, fundamentalmente, de su reinstalación. Los bomberos despedidos tenían entre 17 y 26 años de servicio.

También te podría gustar...