La nueva ley minera a disposición de intereses transnacionales

De acuerdo con Juan Carlos Ruiz Guadalajara, investigador del Colegio de San Luis, la nueva ley de explotación minera que han discutido los partidos políticos mayoritarios, se rige bajo dos ejes muy generales: el primero es el de crear un nuevo esquema fiscal para las mineras, y el segundo se refiere a la prohibición de las explotaciones de pocitos en la minería del carbón.

El problema con la ley minera, vigente desde 1992, es que ha puesto a disposición de los intereses transnacionales todo el territorio nacional. Hoy se ha concesionado más de la tercera parte más o menos, el 37% del territorio nacional. Esa es la gravedad del modelo extractivista que estamos padeciendo, concretamente en el caso de los minerales preciosos, dijo Juan Carlos Ruiz.

La minería en México es hoy una de las problemáticas ambientales más importantes, al respecto Juan Carlos Ruiz declara que no se ha hecho un debate fuerte y serio de qué tipo de minería necesitamos. Simplemente se ha puesto el territorio a disposición de las empresas transnacionales, que frecuentemente operan de manera ilegal y que han generado violencia y grandes desastres ambientales y sociales.

Existen también movimientos sociales, ciudadanos organizados y organizaciones que han hecho grandes esfuerzos por frenar los daños que produce la minería, el investigador y especialista afirma: “después de varios años de trabajo los ciudadanos organizados estamos en condiciones de poder plantear una nueva ley minera a partir de una iniciativa ciudadana”. El debate en estos momentos tendrá quellevarse al seno de la coordinación del Pacto por México. Los representes de los partidos están operando de una forma cupular y excluyente de los esfuerzos ciudadanos que han llevado muchos años de discusión , de análisis del problema y que hoy están en condiciones de plantear una ley minera “nueva” con el objetivo de reformar el modelo extractivo.

El balance de Juan Carlos Ruiz Guadalajara es que las transnacionales han manejado un discurso viejo y trillado sobre la responsabilidad social, basta con ver la propaganda de las empresas transnacionales que se autocertifican entre ellas como “socialmente responsables”. Existe también dentro de las instancias legislativas cabilderos que representan a la empresas mineras. Juan Carlos Ruiz mencionó el caso de Armando Ríos Piter del PRD.

Juan Carlos Ruiz concluye que otro gran problema es la vinculación y participación de las empresas transnacionales mineras con la política, especialmente en procesos electorales en donde ofrecen apoyo económico a los candidatos, a manera de enclaves, que les garantizan la continuidad de sus proyectos mineros.

Laura Quintero

Escucha la capsula

También te podría gustar...