Manejo comunitario de recursos, la clave para combatir cambio climático: Gonzálo Chapela

♦ “Es ahora cuando los dirigentes del mundo deben sumarse a la carrera”

Escucha el reporte


Descarga

CAMBIO CLIMÁTICO

Éste el 23 de septiembre iniciará la Cumbre por el Cambio Climático con sede en Nueva York se darán cita más de 120 líderes de los cinco continentes. La cumbre se fija la ambiciosas meta de para 2015 fijar medidas que logren redujo 2 grados centígrados la temperatura global y así “propiciar prosperidad y seguridad para las generaciones futuras”. Es la primera reunión de los líderes después de lo poco exitosa Conferencia de Copenhague en 2009. Se vuelve a retomar la misión de incluir la importancia del cambio climático a la agenda de compromisos de las naciones.

Gonzalo Chapela miembro de la Red de organizaciones, estudiosos  y agentes comprometidos con las comunidades forestal G Bosques opinó que “es ahora cuando los dirigentes de todo el mundo deben sumarse a la carrera en pro de una acción transformadora que puede impulsar la competitividad económica y la prosperidad sostenible para todos.”

Por otro lado a la par de esta Cumbre, el domingo 21 de septiembre organizaciones e individuos de más de 150 países, salieron a las calles en una Marcha por el Clima exigiendo a las autoridades que se tomen reglamentos más estrictos en torno a la explotación del medio ambiente y medidas para evitar el calentamiento global.

En éste contexto y desde la perspectiva de su trabajo con comunidades propone “hacer frente al enorme desafío que plantea el cambio climático mundial y aprovechar las oportunidades existentes, será necesario intensificar los esfuerzos nacionales y, a la vez, complementarlos con un marco internacional que proporcione incentivos. Combinadas, la acción acelerada y una mayor ambición, fomentarán una «carrera hacia la cima» que puede ayudar a evitar los peores efectos del cambio climático”.

Chapela, ejemplificó la situación sobre los impactos negativos o positivos para beneficio del planeta y citó el caso del Nevado de Toluca. En éste parque se muestran asentamientos y explotación ilegal sin ningún tipo de seguimiento.  En contraste con los predios en los que se permite esta explotación la población ha logrado un mejor desarrollo, aprovechamiento y protección, sin recibir este incentivo.

El reciente paso del huracán Odile, ha dejado en estado de desastre natural a 5 municipios del estado de Baja California Sur. Entre los afectados están las zonas de altos ingresos por el turismo como son Los Cabos, en los que ya están llegando las despensas y el restablecimiento de la electricidad. Pero también zonas marginales en las que los pobladores demandan que posterior al huracán barrios enteros quedaron totalmente destruidos y las afectaciones continúan pues, muchos de los servicios como agua, electricidad y gasolineras no se han restablecido.

En 2013 lo huracanes Ingrid y Manuel golpearon fuertemente al Estado de Guerrero a un año del huracán pobladores de los diferentes municipios se conjuntaron el Tlapa, Guerrero para exigir a las autoridades correspondientes la ayuda necesaria que se les había prometido para poder restablecer sus comunidades. Esta exigencias son en contra de políticas discriminatorias que a zonas como Acapulco no se hizo esperar la ayuda o las reparaciones a carreteras y demás, mientras que después de un año se demostrado la trunca repartición de despensas o las llamadas Lluvias de Maíz, que de las seis prometidas sólo se han entregado dos. Diecinueve  municipios del estado alertan que las lluvias de este año lluvias torrenciales dañen a comunidades que aún no han logrado restablecer una forma de vida digna.

 

También te podría gustar...