¿Miel transgénica?

México es el tercer exportador de miel a nivel mundial, tan sólo después de China y Argentina. El mercado principal de la miel mexicana es la Unión Europea, cuyos mecanismos de control de calidad son estrictos y exigen que el producto no esté contaminado con polen de plantas transgénicas.

La tecnología transgénica no ha demostrado su inocuidad en la salud humana ni en el medio ambiente, al contrario. Un productor no puede saber si su miel está contaminada con polen transgénico, tampoco prevenirlo. El panorama es amargo. Mariana Hernández, reportera de la Red de Comunicadores Boca de Polen, elaboró el siguiente reporte al respecto.

Escuchar el reporte

También te podría gustar...