Pacto Rural: las organizaciones campesinas se unen para suscribir una agenda común

Escucha a Víctor Suárez, director ejecutivo de la ANEC

Descarga

foto2=(

El Congreso Agrario Permanente (CAP), el Consejo Nacional de Organismos Rurales y Pesqueros (Conorp) y el Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (Conoc); suscribieron una agenda común para generar un cambio en las políticas agroalimentarias, pesqueras y forestales. Víctor Suárez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), comentó que este Pacto Rural pretende ser  objeto de diálogo y negociación con el gobierno federal para generar un cambio en las políticas dirigidas al sector rural.

El acuerdo está centrado en cinco propuestas y demandas:

–          Soberanía alimentaria y fomento a la productividad de la agricultura y economía campesina.

–          Desarrollo social y combate a la pobreza

–          Manejo sustentable de recursos naturales, tierra y territorio.

–          Financiamiento público, reforma financiera, crédito y ahorro para la agricultura campesina.

–          Equidad, libertades democráticas y fortalecimiento de derechos humanos, derechos campesinos y de pueblos indígenas.

Víctor Suárez resaltó que uno de los objetivos centrales es lograr que el gobierno federal se comprometa a establecer una nueva política pública para “alcanzar la autosuficiencia alimentaria con campesinos e indígenas, basada en la equidad de género y generacional con un nuevo modelo de producción sustentable, sin maíz transgénico y sin monopolios, para (lograr) la soberanía alimentaria y la plena realización del derecho a la alimentación.”

La propuesta, señaló, constituye un cambio en el rumbo que se ha seguido desde hace treinta años, el cual se ha definido por el desarrollo de una política de carácter dependiente, que privilegia los apoyos y subsidios para una minoría de agricultores comerciales y grandes corporaciones agroalimentarias.

En el Pacto Rural las organizaciones también coincidieron en que se debe prohibir la siembra comercial de maíz transgénico y en que el gobierno debe reconocer el potencial de los maíces nativos.

Respecto al nombre “Pacto Rural” el director ejecutivo de la ANEC puntualizó que nada tiene que ver con el Pacto por México, aclaró que la negociación que se busca es directamente con el gobierno federal y que no aceptarán la intervención de partidos políticos.

En cuanto al tema financiero, resaltó la necesidad de que el sector rural cuente con un instrumento que lo desarrolle “hoy el 90% de los productores del campo no tienen acceso a servicios financieros: crédito, ahorro, pago de remesas; es por ello que una de las propuestas del Pacto es el acceso universal al crédito para la producción de alimentos a tasas no mayores al 5% pues actualmente sólo el 10% tienen acceso a crédito y con tasas que van del 10 al 24% anual con requisitos sumamente complejos.”

En la agenda campesina se plantea “impulsar el desarrollo y fortalecimiento de organismos financieros propiedad de los productores y pobladores del campo, sociedades y cooperativas de ahorro y crédito.”

Sobre la Cruzada Nacional Contra el Hambre, Víctor Suárez mencionó que tiene un carácter mediático-electoral y añadió que el Pacto Rural firmado por las organizaciones está basado en el respeto al derecho a la alimentación y en la generación de mecanismos que permitan su exigibilidad y justiciabilidad.

 

Leer más:

Agenda común de los bloques campesinos:CAP, CONOC, CONORP

 

También te podría gustar...