Search
Wednesday 23 September 2020
  • :
  • :

Policía indígena contribuye a frenar el avance del crimen organizado

Escucha a Abundio Marcos, dirigente del Movimiento Indígena Nacional y de la Nación Purépecha

Descarga

aquila-michoacan-policia-comunitaria

Tras la detención de 45 miembros del Grupo de Autodefensa de Aquila, Abundio Marcos, dirigente del Movimiento Indígena Nacional y de la Nación Purépecha, habló en entrevista sobre las policías indígenas purépechas y mazahuas de Michoacán y sobre los grupos de autodefensa.

Según el dirigente del Movimiento Indígena Nacional, en las comunidades indígenas michoacanas no existen los grupos de autodefensa, sino policía indígena o comunitaria. Para Abundio Marcos, lo que distingue a estas policías es que están conformadas por indígenas de las mismas comunidades en las que actúan y que estos cuerpos son avalados, certificados y regulados por las propias comunidades, sin evaluación de las secretarías de Seguridad Pública federal o estatal.  En este caso, son los propios comunitarios quienes evalúan la actuación de los miembros de su cuerpo de seguridad, los cuales deben recibir el perdón de la comunidad en caso de cometer una falta y pueden llegar a ser destituidos por esta.

En cuanto a los logros que han tenido las policías indígenas, señaló que han sido capaces de frenar la actuación del crimen organizado en la región, reduciendo los robos de madera y aguacate e incrementando la seguridad de las comunidades de la meseta purépecha en un 50 y hasta un 100%.

Anunció que a más tardar el 15 de enero se reunirán grupos mazahuas, ñañús y purépechas para definir  la denominación adecuada para las policías indígenas. “Es bueno llamar ya ‘policía purépecha’, ‘policía mazahua’, ‘policía nuahua’, así en estos términos, porque tenemos que hacer notar nosotros que ahí estamos presentes, ahí están los hermanos indígenas”, declaró Marcos.

Respecto al grupo de autodefensa de San Miguel de Aquila, Michoacán, que tuvo en su poder las instalaciones de la mina Las Encinas, concesionada a la empresa Ternium, Marcos acusó a este grupo de querer posesionarse de las comunidades y de los recursos naturales de la región; en particular, de los recursos mineros del área náhuatl.

Asimismo, Marcos se expresó a favor del diálogo «pero no un diálogo […] con grupos armados, grupos que han minado la seguridad de las propias comunidades» y advirtió del peligro que representan las concesiones que el Estado hace a los grupos armados: «Quiere decir que la nueva estrategia de atención  para las comunidades indígenas [es que] primero tienes que armarte para sentar al gobierno del estado».