Presos Políticos cumplen más de 50 días en huelga de hambre

  • Denuncian  abusos y tortura dentro de las prisiones del DF

Escucha el reporte


Descarga

presos

Por: Sofía Huerta

 

Ya son más de 50 días desde que varios presos, entre ellos, los jóvenes Bryan Reyes y Jacqueline Santana, iniciaron una huelga de hambre como forma de protesta por los abusos, malos tratos y las torturas que cotidianamente se viven dentro de las prisiones de la Ciudad de México.

 

A pesar de que esta situación ha sido denunciada reiteradamente ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), exigiendo que sea aplicado el protocolo de Estambul a los presos, ésta se ha negado, argumentando que esto no es posible.

Los jóvenes: José Julián Barrón López, Fernando Bárcenas Castillo, José Santiago Hernández, Julio César Núñez Delgadillo del Reclusorio Norte, y  Jessie Alejandro Montaño del Reclusorio Sur, son casos de presos que decidieron, hace 54 días iniciar una huelga de hambre. Su estado legal y de salud es crítico.

 

Después de ocho meses en prisión por una acusación sin sustento, hace un mes, recuperaron su libertad dos jóvenes que fueron detenidos en noviembre pasado, porque supuestamente intentaron asaltar a una agente de la Policía Federal. Sus nombres: Jacqueline Santana y Bryan Reyes, quienes continúan en huelga de hambre desde su libertad.

 

Bryan narra una situación que vivió dentro de la prisión para la ONG Cencos: “Pues diría un compañero que tenía ahí en el reclusorio: ‘A mí para que me dejen de estar haciendo esto me tienen que matar y todavía cortarme la lengua y quemarla para que no siga diciendo las cosas… Yo no estoy dispuesto a volver a ponerme las cadenas una vez que conozco la libertad”.

 

Bryan y Jacqueline saben de las injusticias y malos tratos dentro de las prisiones… Jacqueline, cuenta cómo vivió esos 8 meses.

 

“Más bien fuimos víctimas de abusos de autoridades, de hostigamiento, de seguimiento, de violencia física por parte de la seguridad y custodia, por parte de los administrativos, pero bueno, la finalidad fue enfrentar estos ataques con lucha y resistencia”, declaró.

Uno de los jóvenes que vive esta situación de injusticia y agresión dentro del Reclusorio Norte es Julio César Núñez, quien presenta al día de hoy dolores musculares en pecho y espalda, problemas de audición y dolor en la ingle, que refiere son consecuencia de golpes causados por policías anteriores a la huelga.

Por su parte, la semana pasada, sus compañeros, Fernando Bárcenas y José Santiago Hernández, quienes también fueron aprehendidos, se encuentran internados en la Torre Médica, pues aún continúan sin probar alimento, además de que su salud se encuentra frágil por los 3 días de huelga seca que realizaron en solidaridad con Alejandro Montaño, quien recibió una golpiza por parte de custodios del Reclusorio Sur.

Hace más de un mes, la hermana de Bryan, Wendy Reyes, leyó el posicionamiento que anuncia la huelga de hambre:

 

“La crueldad, la tortura, el encierro, así como el hacinamiento, no resuelven un factor amplio como lo es la desigualdad social, la opulencia de unos cuantos y la miseria de la mayoría. Nos han amenazado, nos han intimidado como forma de represión y para alentarnos a desistir de nuestras denuncias y quejas. Por lo cual, hacemos responsables de nuestra integridad física y psíquica a las autoridades administrativas en los penales que no encontramos”, agregó.

 

“En este caso, en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte, al licenciado Rafael Oñate Farfán, director del mismo; a Azael Ruiz, subsecretario del sistema penitenciario y a Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal; ya que nos manifestamos a partir de este día, 27 de junio y de manera indefinida en huelga de hambre indefinida como manera pacífica y legítima de protesta ante las arbitrariedades de las que somos objeto. Porque no estamos dispuestos a tolerar ni aceptar más abusos de violencia institucional, por lo que decimos ya basta. Porque la solidaridad entre los presos no es sólo palabra escrita”, continuó.

 

Actualmente, Bryan salió de prisión y en entrevista para el medio La izquierda diario, a fortalecer la lucha anti carcelaria iniciada por la coordinación informal de presos en resistencia que actualmente están en huelga de hambre.

 

“Me gustaría hacer un llamado a fortalecer la lucha anti carcelaria que llevan los compañeros de la Coordinación Informal de Presos en Resistencia que actualmente se encuentran en huelga de hambre desde el 27 de junio, la iniciamos con ellos y existe un pliego de reivindicaciones de 17 puntos que hablan acerca de la corrupción y de la complicidad entre las instituciones para explotar económica y físicamente a los presos además de la trata de personas para venta de órganos o explotación sexual”.
“En ese sentido, agregó que les parece fundamental llevar a cabo un apoyo externo para parar la represión que está viviendo los camaradas, están en aislamiento la mayoría de ellos, con acoso constante”, agregó.

También te podría gustar...