Presupuesto base cero, otra grave amenaza contra sector agropecuario: Alfonso Ramírez Cuellar director nacional de El Barzón

Escucha el reporte


Descarga

alimentos1-650x360

Por Juan Carlos Bravo

La creciente devaluación del peso ante el dólar está repercutiendo en los precios de la canasta básica, debido a que las reservas de granos y alimentos fueron comprados a un precio de trece pesos por dólar pero estás reservas ya se agotaron y ahora se tendrá que comprar entre dieciséis y diecisiete pesos por dólar viéndose afectando, en el corto plazo, tanto a productores como consumidores.

Organizaciones campesinas se han dado a la tarea de indagar qué repercusiones tendrá el paquete económico para el año 2016, han denunciado que este paquete presupuestal está dejando a la deriva al sector del agro, debido ha que ha reducido el gasto a programas clave para impulsar dicho sector, especialmente a los pequeños productores y que trabajan sin contrato alguno, no obstante la actual administración está dirigiendo su interés y promoción hacia las inversiones de capital privado.

Cabe recalcar que esta caída del peso frente al dólar incentiva la especulación financiera de los grandes inversionistas con lo que se verá afectado el precio de las materias primas como de los principales productos agrícolas debido a que la especulación fortalece el precio del dólar; dicha crisis del peso resultará en una situación de banca rota para los productores agrícolas y de las familias mexicanas, las cuales destinan poco más del 50% de su salario en el consumo de alimentos.

A continuación se presenta, puntualmente, algunos aspectos en relación con el presupuesto base cero para el 2016 y la caída del peso frente al dólar

  • Fracaso de la “cruzada contra el hambre”, pues el precio de los alimentos se encarecen.
  • Se está generando una pobreza alimentaria.
  • Depreciación del peso ante el dólar afectará a los productores como a los consumidores
  • Disminuirá el poder adquisitivo de las familias.
  • El Presupuesto base cero afectará al campo debido al abandono de  programas esenciales para pequeños productores.
  • Preferencia al sector agroindustrial y transnacional.
  • Descuido a la producción del maíz nacional.
  • Creciente abandono del campo.
  • Violación del derecho humano a la alimentación sana, de calidad y asequible.

También te podría gustar...