Search
Monday 28 September 2020
  • :
  • :

Proyecto MST, por una agricultura con perspectiva de género

♦ No podemos hablar de conservación de biodiversidad sin reconocer la participación de las mujeres en la agricultura familiar: Elvia Quintanar Colectivo ISITAME

Escucha el reporte

Descarga

MUJERES PRODESAL

Por Geraldina Lázaro

Actualmente al campo mexicano, se le está dando un duro golpe, que está afectando a la población, su vida comunitaria y sus territorios. Tanto desastres naturales como el cambio climático influido por actividades humanas repercute cotidianamente a la capacidad productiva de alimentos y de otros productos provenientes del campo desatando una crisis alimentaria, económica, social y ambiental.

El proyecto Conservación y Manejo Sustentable de Tierras secas en Mesoamérica: contribución a la lucha contra la desertificación, la adaptación al cambio climático y la reducción de emisiones por deforestación y degradación, también conocido como Proyecto MST, surge ante la necesidad de experimentar y aplicar modelos productivos sustentables surgidos de una práctica y gestión comunitaria, orientados a la recuperación de tierras; así como la necesidad de fortalecer los procesos participativos en espacios de legislación y reglamentación alrededor del Manejo sustentable de Tierras.

Este proyecto que conjunto experiencias y  reflexiones en el manejo de tierras, tanto de México como de Guatemala, trabajó desde una perspectiva de género, reconociendo y celebrando la participación de las mujeres en la conservación del medio ambiente y la producción en el campo. Para resultados del Proyecto MST, mujeres de comunidades involucradas fortalecieron su participación en proyectos productivos y en instancias de toma de decisiones.

El colectivo ISITAME, organización interesada en “Impulsar la construcción de la ciudadanía, desde la perspectiva de género, a través del fortalecimiento de procesos organizativos autogestivos que contribuyan al desarrollo humano”, fue invitada por Oxfam México a contribuir con la metodología del proyecto.

Elvia Quintanar, coordinadora del colectivo, mencionó “no podemos hablar de conservación de biodiversidad sin reconocer la participación de las mujeres en la agricultura familiar”.

El reto de MST, es demostrar, que con las prácticas de producción local, se pueden impulsar políticas públicas que favorezcan a los y las pequeños y medianos productores, y reorientar el gasto público destinado al desarrollo rural

Para el logro de lo anterior, hemos venido tejiendo el vinculo con las organizaciones participantes, definiendo la estrategia para la incidencia e identificando a los actores claves.