Queremos precios justos y vamos a defender nuestro proyecto de vida como productores: campesinos de Michoacán y Nayarit

Escucha a l@s productor@s

SAMSUNG DIGIMAX A503Por Adriana Aguilar

Productores de granos de Jalisco, Michoacán, Nayarit, Guanajuato y Chiapas iniciaron el 4 de noviembre una serie de movilizaciones para denunciar las condiciones de exclusión en las que producen los pequeños y medianos campesinos mexicanos. La Ingeniera Olga Alcaráz, directora de  Agricultores Unidos, Región Guayangareo, Michoacán, y Francisco Ramos, representante de la organización Coras-Aric, de Nayarit; comentaron que los apoyos al campo no están dirigidos a los productores sino a las comercializadoras, que no existe un mercado para sus productos y, cuando llega a haberlo, los precios que les pagan no les permiten ni siquiera cubrir sus costos de producción, lo que pone en riesgo su existencia como campesinos.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), las condiciones de exclusión de los productores se intensificaron a partir de la firma del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLC) debido a que tuvieron que competir con productores subsidiados de Estados Unidos.

En un comunicado de prensa, la organización mencionó que en los últimos tres sexenios los precios del maíz, frijol y sorgo se han reducido en un 60% mientras que los insumos para la producción han aumentado en el mismo porcentaje. Al respecto, Olga Alcaraz  y Francisco Ramos refirieron que, en esas condiciones, es imposible la sobrevivencia de los productores y añadieron que hace dos años lograron un acuerdo con el gobierno para que su maíz se les pagara en 5 mil pesos, sin embargo, a dos años, el precio disminuyó, pues pretenden comprarles su misma producción en alrededor de 3 mil pesos.

Las razones de las movilizaciones

Descarga

La Ing. Olga Alcaraz comentó que las principales comercializadoras en el país son, en cuanto al maíz:  Maseca, Cargill y Minsa; en el trigo: Bimbo, y en el sorgo: Bachoco. Cuando estas empresas no les compran su producción, porque deciden importar los granos, tienen que almacenarla por meses en espera de algún comprador. “No queremos un súper precio, no queremos ni siquiera que nos den el Procampo, queremos un precio justo nada más, un precio que nos alcance para poder pagar nuestros costos de cultivo, es lo único que pedimos”, señaló la productora de Michacán.

Pedimos un precio justo

Descarga

De acuerdo con la ANEC, sólo el 4% de los productores nacionales tienen acceso al crédito, a la agricultura por contrato sólo accede el 20% y al Procampo, sólo aquellos que son propietarios de la tierra, que en muchas de las ocasiones no son propiamente los productores.

Respecto a la agricultura por contrato, Francisco Ramos mencionó que el programa no está orientado a apoyar a los productores, pues su esquema responde más a los intereses de las grandes comercializadoras: “ha habido ocasiones que el maíz tiene un repunte en la Bolsa, sube de precio y nosotros queremos ya hacer agricultura por contrato con algunos compradores a través de Aserca, obviamente. Entonces, Aserca no abre la ventanilla, las tiene cerradas y, nomás baja el maíz, inmediatamente abre la ventanilla y dice ‘nomás tenemos tantos días para que se hagan los contratos y se vuelve a cerrar’”, comentó el productor de Nayarit. Respecto al Procampo señaló: “el Procampo está pervertido, debe ser para el que produce pero la verdad es que con el Procampo se quedan los dueños de la tierra…El Procampo debería ser para el que produce pero no, no es así.”

Agricultura por contrato y Procampo

Descarga

Actualmente, el 46% de los alimentos que consumimos son importados. Para los productores, las importaciones constituyen una grave afectación debido a que los granos que llegan a nuestro país son subsidiados y sus precios de comercialización son muy bajos. El esquema de competencia no es benéfico para los productores nacionales que entran al libre mercado con insumos sumamente caros, pocos o nulos apoyos gubernamentales y bajos precios a sus cosechas.

Afectaciones por las importaciones

Descarga

A pesar del contexto adverso en el que los campesinos deben desarrollar su actividad, ellos continúan “aferrados al campo”, así lo mencionó Olga Alcaraz, quien también refirió que es el amor a la tierra lo que les ha permitido continuar con su labor. La directora de  Agricultores Unidos, Región Guayangareo añadió: “la verdad ya estamos cansados, queremos sobrevivir, con estos precios no vamos a sobrevivir, vamos a dejar de sembrar; entonces tenemos que tomar otras acciones. Es una cuestión ya de defender nuestro proyecto de vida como productores”, resaltó.

Nos mantiene el amor a la tierra

Descarga

 

Demandas de los productores de maíz del Centro-Occidente y Sureste del país:

1.    Que el gobierno mexicano (a través de la SAGARPA) asigne los subsidios en cantidad y en las modalidades apropiadas y que propicie las condiciones de mercado necesarias, para recuperar la rentabilidad del cultivo de granos en el país. Dado que fueron sus políticas (apertura comercial indiscriminada; tolerancia de prácticas monopólicas; homologación de precios entre maíz blanco y amarillo, etc.) y la orientación de los subsidios (bancarización; subsidios a los compradores; preferencia presupuestal regional al NO y NE etc.) las causantes del deterioro de nuestra rentabilidad.

2.    Que se implemente un programa emergente para la cosecha pv-2013, que permita ingresos equitativos a los productores por nuestros granos, evitando así el quebranto del sector. (Con estos precios ninguna región del país ser  será rentable).

3.  Que nos den un trato equitativo a los productores de granos de otros Estados del país. (Sinaloa).

4.    Que el gobierno federal haga uso de los recursos legales y políticos a su alcance (administración de cupos en tiempos de cosecha; castigo a prácticas monopólicas; aplicación de programas de Aserca con criterio para favorecer a los productores, reserva nacional, compras de Diconsa a productores; programa emergente de compras gubernamentales para abastecer a los estados siniestrados por “Ingrid” y “Manuel”, etc.) para atender la coyuntura de la presente cosecha. No estamos de acuerdo en exportar maíz y frijol cuando somos excedentarios y hay zonas siniestradas en el país que demandan urgentemente alimentos.  

5. Que el Estado sea capaz de implementar un programa  a 5 años (ya paso 1 año en “recibir”) que revierta la situación inequitativa que sufrimos productores (bajos precios a nuestros granos) y consumidores (altos precios a pan y tortilla) respecto a intermediarios y agroindustriales.

6.  Exigimos una reunión resolutiva con los titulares de SAGARPA, SHCP Y SEGOB para levantar nuestra protesta.”

También te podría gustar...