Search
Thursday 24 September 2020
  • :
  • :

Reconocer a las mujeres como propietarias impacta en soberanía alimentaria

♦ Silvia Federici habla sobre lucha por la tierra y globalización

Escucha el reporte


Descarga

SONY DSC

Foto: Chiapas Paralelo

A través de los siglos las mujeres han luchado por tener acceso a la tierra, han sembrado su cosecha, han seleccionado las semillas con el mismo cuidado con el que han cuidado a sus hijos e hijas, en muchas partes del mundo las mujeres han compartido con los hombres el cultivo de la tierra y en muchos países como África en América Latina, las mujeres tenían sus tierras, sus cosechas, tenían un control sobre los productos de su trabajo, no eran dependientes de los hombres como después lo fueron en la sociedad capitalista época en que fueron excluida del acceso a la tierra y al acceso monetario. Palabras que enmarcó Silvia Federici cuya mujer contínua labor teórica y práctica política, le han conferido un lugar fundamental entre las voces críticas más agudas y radicales de nuestro tiempo. Sus textos ofrecen claves fundamentales para comprender el mundo actual y repensar los posibles caminos de la transformación social.

Silvia Federici. Italiana de nacimiento (1942), vive en Estados Unidos desde 1967. Aquí desarrolló su vida académica y su militancia feminista, al igual que su colaboración con los movimientos por los derechos civiles y por el Poder Negro (Black Power). Fue fundadora del Colectivo Feminista Internacional que lanzó la campaña “Salario para el Trabajo Doméstico”. Vivió y enseñó en Nigeria (África) durante la década de 1980, donde acompañó la lucha de distintas organizaciones de mujeres contra las medidas de ajuste estructural. Hasta el día de hoy, sigue en contacto con algunos movimientos de ese continente. (http://komanilel.org/2014/08/21/conferencia-mujeres-lucha-por-la-tierra-y-globalizacion-una-perspectiva-internacional/)

La FAO ha resaltado que una de las mayores trabas que obstaculizan el aumento de la productividad agrícola y los ingresos de la mujer rural es su falta de seguridad en materia de propiedad o tenencia. Agregaron que las reformas de la tierra y de las leyes en el mundo, sumadas al impulso de la modernización, suelen generar efectos distintos. Al respecto, la reforma agraria o los programas de reasentamiento aplican el concepto de «cabeza de familia», en general un hombre, como base para la redistribución de la tierra. El resultado es que, en el marco de esas reformas y programas, el número de mujeres beneficiarias suele ser reducido y, en algunos casos, ni siquiera el género es tenido en cuenta.

Ésta práctica de no reconocer el uso y manejo de propiedad de la tierra tiene efecto sobre la seguridad alimentaria, se estima que el 50% de los campesinos pobres de recursos son mujeres y que además asumen la principal responsabilidad de la seguridad alimentaria misma que a su vez depende de su buen manejo de una serie de recursos limitado.

México. En el mes de Julio unas 300 mujeres representantes de ejidos, comunidades y organizaciones indígenas y campesinas de Chiapas y de otros estados del país, reivindicaron su derecho al uso y usufructo de la tierra, violentado a través de las políticas públicas y reglamentos que sólo reconocen, dijeron, a los hombres como propietarios o titulares. Exigieron que se les reconozca a los pueblos indígenas y campesinos y en específico a las mujeres como seres humanos con derecho a vivir dignamente, con respeto a sus culturas.

Cabe señalar que el próximo 5 de septiembre mujeres indígenas celebran el Día Internacional de la Mujer Originaria en homenaje a Bartolina Sisa, una de las más grandes luchadoras por los pueblos originarios. Esta conmemoración fue establecida en 1983 durante el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América en Tihuanacu, en Bolivia.