«Salgo fortalecido»: declara Mario Luna preso político de la Tribu Yaqui, tras un año once días en la cárcel liberación

Escucha el reporte


Descarga

Mario-Luna-libre

El pasado miércoles 23 de septiembre fue un día de júbilo y alegría al darse a conocer la noticia de la puesta en libertad del luchador social y vocero de la tribu Yaqui, Mario Luna, quien estuvo preso injustificadamente, bajo los cargos de secuestro y robo,  más de un año en el Centro de Readaptación Social número 2.

La libertad del líder Yaqui tiene como antecedente la construcción de megaproyectos en todo el país, la criminalización de la defensa legítima de su territorio originario, así como la criminalización y judicialización de la defensa por los derechos humanos, su derecho humano al agua se verá afectado al construirse y se ponga en marcha el Acueducto Independencia.

Con la construcción de este acueducto el consumo de agua de la tribu Yaqui quedará limitado, y bajo la excusa de que esta obra es de interés público, pues abastecerá a la Ciudad de Hermosillo del vital líquido a pesar de que no ha existido algún estudio previo que dé certeza de tal situación, siendo además, que no se ha hecho explícito la cantidad de agua que se extraerá de la cuenca del Río Yaqui.

El contexto en el que Mario Luna sale en libertad tiene que ver con la salida de la administración panista, en Hermosillo Sonora, de Guillermo Paredes, administración que ha sido calificada por el propio Mario Luna como corrupta y carente de escrúpulos, esta administración había estado llevando a cabo una campaña genocida, de odio y  desprestigio ante la tribu Yaqui.

 

A pesar de la evidente alegría que siente la tribu Yaqui por ver a su compañero de lucha en libertad, Mario Luna advierte que está disputa aún sigue latente pues denuncia que las autoridades siguen siendo omisas a pesar de todos los recursos legales que se han interpuesto ante la construcción del acueducto, ya que las autoridades en la materia, SEMARNAT y Conagua, han hecho creer a la opinión pública que la construcción del Acueducto Independencia ya es un hecho y no hay poder alguno que pueda detener su edificación, siendo que existe una orden judicial expedida por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que ordena la suspensión de la obra en cualquier etapa que ésta se encuentre.

 

Toca el turno a que la nueva administración de la gobernadora priísta, Claudia Pavlovich, cumpla ahora sí con la búsqueda de otras opciones de abastecimiento de agua para la Ciudad de Hermosillo.

 

Ha quedado a la luz que la tribu Yaqui no cesará hasta que la justicia haga valer sus derechos humanos, su derecho humano al agua, así como también se respete su dignidad como pueblo originario que es.

Nota por Juan Carlos Bravo

También te podría gustar...