• En octubre y noviembre del 2017 más de 5 mil personas fueron desplazadas forzadamente del municipio de Chalchihután en los Altos de Chiapas por la presencia de grupos armados de corte paramilitar.

A 10 meses del desplazamiento masivo, no se ha encontrado solución alguna. El gobierno ha dado por terminado el conflicto, mientras cientos de personas siguen viviendo en 11 campamentos provisionales construidos con palos y plásticos, careciendo de la alimentación básica y con una nula atención a su salud, poniendo en peligro su vida.

Frente a este hecho, las y los damnificados por el desplazamiento, han decidido conformar el Comité de desplazadados de Chalchihuitán con la finalidad de organizarse y buscar mejorar sus condiciones de vida. Marcos Pérez Gómez, integrante del comité de desplazados de Chalchihuitán dijo, ante la ausencia de una solución de parte autoridades del Estado, que decidieron organizarse para mejorar las condiciones de vida actuales de los campamentos.

Actualmente, existen mil 236 personas, que siguen viviendo en las montañas en condiciones que vulneran su seguridad y sus derechos humanos. Rubina Péréz Pérez, integrante del Comité, comentó acerca de la situación de los campamentos y la inseguridad en la mujeres y niños viven a causa del conflicto que les rodea en la región.

El Centro de Derechos Fray Bartolomé de la Casas a través de su portal de internet www.frayba.org.mx hace un llamado urgente para solidarizarse con las familias desplazadas y difundir este hecho que se suma a otros conflictos de desplazamiento forzado interno en el estado de Chiapas aún sin resolver.

Te invitamos a escuchar la cápsula informativa

Desplazads Chalchihuitán

 

Reportó: Isabel Araujo/Boca de Polen
Foto: CDH Fray Bartolomé de Las Casas