Siembra de soya transgénica impacta en nuestra apicultura ancestral y patrimonio cultural: Leydi Pech del Colectivo Apícola Chinero

  • Advirtió el Dr. Remy Vandame sobre posible declive en la población de abejas en México
  • Los bosques también se verán afectados, más de 200 mil hectáreas serán taladas
  • Señalaron a Monsanto y SAGARPA de brincarse resoluciones federales sobre la siembra

 

Escucha el reporte


Descarga
hopelchen

Por Juan Carlos Bravo/Eugenio Bermejillo

Este 7 de octubre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidirá si se permite o no la siembra de soya genéticamente modificada en la comunidad de Hopelchén del Estado de Campeche.

Si la SCJN otorga el permiso a la empresa transnacional Monsanto para la siembra de soya, la comunidad maya se verá directamente dañada, pues afectará tanto a la vida cultural como ambiental y económica de la región maya.

En conferencia de prensa, la activista Leydi Pech del Colectivo Apícola Chinero, señaló lo siguiente: “Culturalmente no conocemos la soya transgénica y este cultivo no genera empleo para la gente. También nos va a afectar por la pérdida de nuestros bosques, esos bosques les sirven a las abejas, tenemos diversidad de especies todo el año para que se alimenten. La soya transgénica requiere grandes áreas de desmonte. La apicultura es una actividad ancestral, es el patrimonio de la cultura maya, nos genera ingresos económicos muy importantes y también permite cuidar el medio ambiente… Aun así, a nosotros nadie nos preguntó sobre la siembra de soya transgénica.”

 

La siembra de soya transgénica requiere grandes extensiones de terreno, por lo que se verán afectadas alrededor de 253 500 hectáreas, se talarán bosques necesarios para que las abejas puedan fabricar la miel, siendo México el tercer exportador de miel a nivel mundial.

 

En relación al impacto en la población de abejas, el investigador Dr. Remy Vandame señala que existe un declive en la población de abejas en México, cuya diversidad en especie es alrededor de 1800, debido al uso de grandes extensiones de tierra para uso de monocultivos, como también al manejo de plaguicidas. Los plaguicidas contienen grandes cantidades de glifosato, sustancia declarada por la Organización Mundial de la Salud como cancerígena y nociva para el medio ambiente. Advierte, además, que México está a tiempo de frenar esta caída en la población de abejas y de optar por un modelo agrícola amigable con el ambiente y con la sociedad.

 

Es importante mencionar que a pesar de la resolución que dará en los próximos días la SCJN, la comunidad ha contado desde hace ya tres años con resoluciones federales en contra de la siembra transgénica, en donde se respeta su derecho a la libre determinación como pueblo originario. No obstante, Monsanto en relación con la SAGARPA han violado este derecho.

 

Queda claro que la siembra de alimentos transgénicos pone en la cuerda floja la soberanía alimentaria nacional, el derecho a la consulta previa, libre e informada, estipulado en el artículo 1º constitucional y en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, firmado y ratificado por México.

 

Se hace extensa la invitación a mantenernos atentos a la resolución que se dará en el transcurso de estos días  para las y los apicultores de la  comunidad de Hopelchén ante la siembra de soya transgénica ya que de esto dependerá la situación de Derechos Humanos en México, así como invitarle a que visite la página Change.org y firme la carta dirigida a los ministros de la SCJN a favor de las y los apicultores mayas.

 

Les compartimos la liga para acceder a la petición https://www.change.org/p/ministros-de-la-segunda-sala-de-la-suprema-corte-de-justicia-de-la-naci%C3%B3n-detengan-el-avance-de-la-siembra-de-soya-transg%C3%A9nica-en-m%C3%A9xico?recruiter=false&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink

También te podría gustar...