Search
Sunday 29 November 2020
  • :
  • :

Sociedad Civil debe reordenarse para detener la delincuencia: Gerardo Rodríguez del Colectivo de Seguridad con Democracia

♦ Es necesario fortalecer organismos de inteligencia, no de vigilancia

Escucha el reporte


Descarga

Cisen-esisen_1_1_1

El Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana en Central Ciudadano y Consumidor A.C. (Central C y C), Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, aseguró que lo sucedido en Iguala afecto directamente la seguridad nacional, describió los siguientes elementos:

  • Colapso del Estado,
  • La incapacidad de instituciones de brindar una investigación rápida en el momento,
    • No pudieron prevenir lo ocurrido con los estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa
  • La federación tuvo que intervenir, a pesar de que algunos consideraran que sólo se trataba de un asunto de seguridad interior

En este contexto, señaló Sánchez Lara que por filtraciones de medios nacionales se supo que el CISEN tenía conocimiento de la relación entre el ex alcalde Jose Luis Abarca con el crimen organizado. Por otro lado, aseguró el miembro del Colectivo de Seguridad con Democracia A.C. (CASEDE) que la Procuraduría General de la República (PGR) tuvo que hacerse cargo de las investigaciones en el argot de la teoría de seguridad nacional, es decir, el Estado tuvo que asignar recursos extraordinarios para atender ésta situación.

En éste mismo contexto, el ojo internacional está sobre México, publicaciones como The Economist, The New York Times, El País, entre otras, han criticado fuertemente el poco manejo de crisis por parte del mandatario mexicano y su equipo. Sobre éste punto, respondió Gerardo Rodríguez que los últimos acontecimientos han afectado de manera importante la visión que se tiene sobre México a nivel Nacional e Internacional. Uno de los componentes que describió, tiene que ver con el Poder Blando, que se traduce en el desprestigio, la cultura y la política de un país. Todo lo que se tenía planeado mediante las Reformas Estructurales se vinieron abajo con la fuerte crítica internacional hacia los lamentables niveles de impunidad que se viven en el país.

Gerardo Rodriguez

Twitter @grodriguezsl

En cuanto al CISEN, lamentó el Profesor de seguridad nacional, terrorismo y comunicación política, que las investigaciones de éste centro sólo coadyuva en materia de delincuencia organizada y que su principal objetivo son amenazas que afecten la seguridad nacional. Aseguró, el especialista que no se trata de un asunto menor, sin embargo la seguridad sólo ha sido trastocada. Consideró que es necesario hacer una refundación del sistema de seguridad nacional para evaluar que esquemas de coordinación se necesitan, ejemplificó éste argumento, con la falta de fortalecimiento de inteligencia más no de vigilancia.

La Ley de Seguridad Nacional, cumplirá un año en Enero próximo de haber sido aprobada. Exactamente hace diez años se dio un gran debate a nivel nacional sobre lo que tenía que ser una ley de seguridad para el estado mexicano, que legitimara las acciones correctas y propias de las agencias de inteligencia como el CISEN, la creación de mecanismos de control legislativo y judicial. A pesar de tener este avance en comparación con países sudamericanos y el propio Estados Unidos, es una legislación benéfica en su momento pero ya dio de sí, sostuvo Gerardo Rodríguez.

Ahora que las Reformas Estructurales han sido aprobadas para generar un supuesto desarrollo económico, interpretó Rodríguez Sánchez la situación que podría traer el haber cancelado la licitación a la empresa China quien construiría el tren México-Querétaro, “las empresas Europeas y Americanas que estuvieron concursando por éste tren rápido, han informado a sus autoridades de lo poco transparente y opaco de la convocatoria…por la situación crítica de sus economías, sus representantes diplomáticos tienen que favorecer con negociaciones ganadores, para sostener también sus economías nacionales e internacionales”.

Reflexionó el colaborador de CASEDE, que la sociedad civil tiene que seguir poniendo el dedo sobre la llaga en términos de evaluación de políticas públicas, la asignación de recursos millonarios para la seguridad pública que no se han visto reflejadas en una reducción de la incidencia delictiva y la violencia en el país.

“Solamente el 11 por ciento de los mexicanos dicen participar en la organización civil. Del lado de la sociedad civil debe haber un reordenamiento legal pacífica para poder detener y contener el avance de la delincuencia organizada en el país”, finalizó Gerardo Rodríguez.