Search
Saturday 4 July 2020
  • :
  • :

¡Temacapulín, no se vende!

Bajo este lema la comunidad de Temaca se mantiene en resistencia al proyecto de la presa el Zapotillo que desde hace ocho años el gobierno federal intenta imponer contra la voluntad del pueblo.

Temacapulín, nombre que proviene del náhuatl temascalli y poblado que es conocido por sus baños termales que desde la época prehispánica se reconocen en la región por sus propiedades curativas y terapéuticas, este pueblo patrimonio de la humanidad, dice no a la presa de El Zapotillo.

Debido al cambio de administración y a la llegada del nuevo gobernador del estado de Jalisco los integrantes del comité en defensa de Temacapulín nos comentan las expectativas del acercamiento que han tenido hasta ahora, “no hemos tenido la oportunidad de sentarnos a dialogar con él directamente, aún no tenemos la seguridad de cuándo es el día que él va a estar con nosotros, mucho menos de temas de la problemática a fondo”, comentó integrante del comité en defensa de Tecamapulín.

Tras 8 años de lucha la resistencia en contra de la presa ha tenido sus bemoles, desde el inicio del movimiento en defensa de Temacapulín el comité ha enfrentado diversos obstáculos para fortalecer la oposición frente la construcción de la presa. Sin embargo, también se ha visto fortalecido por la participación de la población quienes en muchos casos se han documentado para conocer el destino final del agua que pretende almacenar el embalse.

“El argumento que ha trabajado la Comisión Nacional del Agua es el beneficio de muchos por unos pocos, para nosotros las minorías cuentan y el derecho de uno es igual de valido que el derecho de todos. Después de haber investigado descubrimos que el agua para Guanajuato no es para el consumo domestico, sino para las empresas que están ahí, son los derechos de las empresas y de las transnacionales por sobre los derechos de los pueblos” dijo una integrante del comité en defensa de Temacapulín.

Arturo Espinoza, de Territorios, en Red Radio Universidad de Guadalajara

Escucha la cápsula