Search
Thursday 24 September 2020
  • :
  • :

Testimonios de las autodefensas: defender la vida puede costar la vida

Escucha el reporte

Descarga

autodefensas

Por César Alan Ruíz Galicia

Teóricamente, el Estado es el único que tiene la legitimidad para usar la fuerza y las armas para garantizar la seguridad de sus ciudadanos. Si no puede cumplir esa función, es un Estado fallido. Es el caso de México en muchas partes de su territorio, donde las autoridades han estado ausentes, cuando no han sido colaboradoras de grupos delictivos y de narcotráfico. Lo que acabamos de escuchar ocurrió durante el enfrentamiento en que murió un civil desarmado a manos de un militar, durante el intento de desarme de las autodefensas en Antúnez, Michoacán, el mes pasado.  

Muchas personas en México están en armas. Ese fenómeno tiene varios antecedentes y muy distintas causas: desde el EZLN de 1994, la CRAC de Guerrero en 1995, el movimiento de autodefensa de los mormones de chihuahua de 2009, Cherán en 2011 o la Guardia Civil Huasteca formada en 2012. Como las razones de la gente para armarse son muy distintas, uno de los retos es distinguir entre la diversidad de grupos que existen, pues los ejemplos van desde el caso de Cherán, en donde los comuneros se armaron para defender sus bosques, hasta grupos armados que protegen a caciques, hacendados o finqueros, paramilitares que realizan trabajo sucio para el mejor postor, así como grupos ligados al narcotráfico. 

El Doctor Mireles, uno de los líderes emblemáticos del movimiento de Autodefensas en Michoacán, explicó que una de las principales razones por las que se fue gestando el movimiento en Tierra Caliente fue el cobro de narcoimpuestos a todas las personas, desde las más humildes hasta las más adineradas. Sin embargo, aclaró que fueron los abusos contra las familias lo que hizo que la gente se armara: “el problema es cuando iban a tu casa y te decían: me gusta tu mujer, me la voy a llevar un rato. Mientras pon a bañar a tu hija, que esa si se va a quedar varios días conmigo. Y no las regresaban hasta que estaban embarazadas”.

En Cherato, situado en el Municipio de Los Reyes, Michoacán, las extorsiones fueron la causa principal de su organización, tal cual lo relata un comunero: “ya nos tenían censados a todos nosotros. Llegaron con sobres membretados para que todos aportáramos. Decidimos que no, porque siempre hemos sido de escasos recursos, y no estamos dispuestos a pagarle a otros”.

El emblemático caso de la ronda comunitaria de Cherán en la defensa de sus bosques ha sido un proceso largo, de construcción de comunidad y organización en acuerdo a usos y costumbres. Los comuneros Miguel e Irepan contaron en entrevista para Chiapas Expediente Nacional un poco de lo que ha sido su proceso: “la ronda comunitaria se basa en usos y costumbres. Surgió a raíz de la lucha que emprendimos como pueblo contra los talamontes, como una forma de cuidar nuestra integridad y la de nuestros bosques”.  

Finalmente, en el Rincón, localidad de Aquila, ha sido fundamental la organización de policías comunitarias, para la defensa de la comunidad. En los testimonios sobre su experiencia, los pobladores nos cuentan que “se llevaban a la gente y nadie sabía su paradero. Esta parte es frontera, y es muy peligrosa. Si te duermes, no despiertas. Ha sido difícil, porque estamos jodidos. Pero hay que defendernos con valor”.  

Es un hecho que los movimientos de civiles armados se han expandido dramáticamente en los últimos meses. Ya en 2013, se contabilizaban 36 grupos de policías rurales, guardias blancas, autodefensas y grupos paramilitares, con presencia en 16 Estados. Ahora poco a poco crece la ola de organizaciones que buscan organizarse para garantizar su propia seguridad. Pero tampoco es toda la gente. Vale preguntarnos:

¿Qué hacer cuando hay personas a las que les toca ser víctimas, que ya no quieren serlo, pero que tampoco quieren pagar el precio de ser victimarios, para dejar de ser víctimas? ¿Se resuelve la violencia con más violencia, o con carretadas de dinero? ¿Qué pasa cuando las autoridades ya no pueden cumplir con lo mínimo, que es garantizar la seguridad de sus ciudadanos?

Copy-Left: Agradecemos a Los Tejemedios, Noticias México y Proceso, por contribuir con material público para la realización de esta cápsula.




7 thoughts on “Testimonios de las autodefensas: defender la vida puede costar la vida

  1. Raul

    Hola a TODOS: Interesantes las posiciones de cada uno de utdsees. En efecto, la posibilidad de que aparezcan detalles desagradable seguramente desesperare1 a muchos, pero de seguro alentare1 mucho me1s para seguir las audiencias como si fuera una mezcla de Canal Infinito + El Espacio + culebrf3n + reality, una especie de violencity’ Hoy, en medio de mis reuniones de todo el deda, a veces se me atravesaba un pensamiento: bfY que9 pasa si la televisif3n influye en al decisif3n de contar historias totalmente reivindicatorias del fenf3meno para militar? bfQue9 pasa si ante la presencia de las ce1maras, los paras’ deciden aprovechar para inmacular su imagen con testimonios totalmente irreales?. De alguna manera, de manera simulte1nea, Astrolabio se preguntaba los mismo.Ahora bien, el concepto de reparacif3n, como acota Gerente podreda resultar muy relativo. Quize1 para muchos de nosotros, oedr como mataron a mi hermano pueda ser sencillamente repudiable, injustificable, pero para muchos familiares de vedctimas, tal vez agradezcan oedr los detalles del lugar exacto donde enterraron la mayor parte del cuerpo que dejaron de su familiar luego de la visita con motosierra He oeddo de familiares que han agradecido a los victimarios porque les pegaron un tiro a sus hijos en la cabeza en lugar de descuartizar su cuerpo afan vivo Ased como habre1 otras a las que solo les importe el resultado, independiente del relato. Es terrible, pero solo las vedctimas tienen una idea de lo que significa reparacif3n . Gracias por sus aportes para esta discusif3n.

Los comentarios están cerrados.