Search
Thursday 1 October 2020
  • :
  • :

«TLCAN, ESPEJISMO QUE DEVASTÓ AL CAMPO MEXICANO»: Victor Quintana

Escucha el reporte

Descarga

♦  El crimen organizado ocupa espacios vacíos

1488304_10151793722791316_1581786755_n

El 1 de Enero de 1994, entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América Latina (TLCAN), último año del tan polémico gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Tras 20 años sólo dejó a México devastación y pérdida de los campos mexicanos.

En protesta por las dos décadas sin resultados favorecedores para la nación mexicana, el Frente Democrático Campesino de Chihuahua (FDCCh), la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo, el Movimiento Agrario Indígena Zapatista y la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social, tomaron parcialmente durante 6 horas el cruce internacional Ciudad Juárez.

Del Frente Democrático Víctor Quintana Silveyra expuso que “solo fueron espejismos, prometieron desarrollo para el campo, prometieron que pararía la migración, en el campo se sigue teniendo extrema pobreza”.

También señaló que a pesar de las malas condiciones y la falta de apoyo económico por parte del gobierno, los campesinos han salido adelante “han aumentado su productividad en frijol a pesar de que el precio luego se derrumba, van a los Estado Unidos a financiar su producción por que ya no hay crédito para los pequeños productores”.

Silveyra manifestó de igual manera que otro agravante a dicha situación por la falta de financiamiento en el campo, el apoyo en las actividades productivas y al permitir el quiebre de diversas unidades campesinas, esos vacíos fueron ocupados por el crimen organizado.

En primer lugar compraron expropiaciones, después financiaron actividades agropecuarias hasta controlar amplios espacios del campo mexicano.

Como resultado tenemos que la mitad de los alimentos que consumen los mexicanos son productos importados. Los supuestos beneficios del TLCAN en 20 años no han dado frutos para los campesinos mexicanos, pues existe una crisis agropecuaria latente y una soberanía alimentaria por los suelos.