Tribunales militares no garantizan la impartición de justicia

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó acotar el fuero militar, en los casos donde elementos del Ejército Mexicano violen los derechos humanos. El fallo se da como respuesta a la presión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coidh), instancia que encontró culpable al Estado Mexicano en los casos de la desaparición forzada de Rosendo Radilla, la detención y tortura de Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera; y la violación sexual contra dos mujeres indígenas. Todos estos crímenes ocurrieron en Guerrero.

Antes los delitos cometidos por elementos del Ejército Mexicano eran atraídos por la Procuraduría de Justicia Militar. El abogado Andrés Díaz, del área de defensa integral del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, argumenta porque no es confiable esta instancia.

Escuchar a Andrés Díaz

Otro de los casos de violaciones a los derechos humanos cometidos por militares es el llamado caso Castaños. El 11 de julio del 2006, 14 mujeres que trabajaban en el bar el Pérsico en la zona de tolerancia del municipio de Castaños, Coahuila, fueron atacadas sexualmente por al menos 20 militares. A cinco años de ocurrido, el caso Castaños aún no concluye, los inculpados y las víctimas esperan el fallo de un juez federal sobre el amparo interpuesto por elementos del ejército condenados por violación tumultuaria contra mujeres. CIMAC Noticias preparó el siguiente reporte al respecto.

Escuchar el reporte de CIMAC Noticias

También te podría gustar...